Un discurso de Xi que tranquilizó a todos

Los mercados reaccionaron positivamente a un mensaje que contribuyó a disipar los temores sobre un conflicto comercial

 

El discurso del presidente Xi en un foro empresario en China era esperado con particular interés en un momento de tensión con Estados Unidos. Y Xi Jinping no defraudó a quienes esperaban un tono conciliador e iniciativas concretas para evitar una escalada del conflicto comercial. La apertura del mercado financiero de China y cambios en la política para la industria automotriz se ubican en esa línea. Pero Pekín seguirá defendiendo sus puntos de vista y recordando que el superávit comercial chino con el resto del mundo se redujo en los últimos años y que el yuan se reevaluó y, por lo tanto, no puede hablarse de una manipulación para ganar una competitividad cambiaria artificial.

 

La reacción de los mercados fue la esperada. Las acciones subieron en Wall Street pero también en otros mercados y los emergentes no se quedaron atrás.

 

Mientras tanto el dólar bajó contra una canasta de monedas y su rumbo es motivo de debate entre los analistas. Para algunos, los déficits gemelos tenderán a debilitarlo. Otros, por el contrario, sostienen que el buen desempeño de la economía estadounidense y la tendencia alcista de las tasas de interés deberían fortalecerlo. Por ahora, están acertando los primeros.

 

Tasas y precios

 

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, destacó ayer el buen desempeño de la economía estadounidense y ratificó que habrá otras dos subas de tasas este año. Pero advirtió que el ajuste monetario puede ser menor en los próximos porque el nivel de actividad no se expandirá con tanta fuerza. En la visión de la Fed, el bajo crecimiento poblacional y el moderado aumento de la productividad conspiran contra la posibilidad de una suba del PIB en superior del 3%, o más, como aspira la Casa Blanca. De todas maneras, la marcha de los precios seguirá siendo observada por la Fed que quiere evitar un recalentamiento de la economía que la obligue a un ajuste brusco que lleve a una recesión. Y precisamente ayer, el Departamento de Trabajo informó que el índice de precios de los productores, que mide lo que reciben las empresas por sus bienes y servicios, subió 0,3% en marzo, mayor a lo esperado por los analistas. Es un indicador de que los precios se mueven en varios sectores de la economía.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *