El déficit con Brasil continúa creciendo

El déficit comercial argentino con Brasil fue de US$ 830 millones en marzo: el país compró por US$ 1.706 millones y vendió por US$ 876 millones.

Subió el déficit comercial de EE.UU. en julio

 

En marzo, el intercambio bilateral con Brasil fue deficitario en US$ 830 millones. El rojo creció, desde el número de febrero de US$ 715 millones, en US$ 115 millones. La balanza de pagos brasileña alcanzó en marzo un superávit comercial récord de US$ 6.281 millones, el segundo registro más alto de la Historia del país, sólo superada por el mes de marzo de 2017, cuando fue de US$ 7.136 millones, es decir 12 % superior al de 2018.

 

Las exportaciones del país vecino alcanzaron los US$ 20.089 millones (un incrementó de 9,6% con respecto a marzo de 2017) y las importaciones a US$13.809 millones (un incremento de 16,9%). En el comercio con Argentina, las importaciones provenientes de Brasil se incrementaron 21,9% alcanzando US$ 1.706 millones en marzo mientras que las exportaciones argentinas con destino al socio del Mercosur lo hicieron 14,9%, totalizando US$ 876 millones.

 

Los principales productos que impulsaron al alza las ventas argentinas fueron mayormente manufactureras: vehículos de carga, automóviles de pasajero, medicamentos y autopartes fueron los principales rubros comercializados. No obstante, el trigo continuó siendo uno de los principales productos comprados por Brasil.

 

Con respecto a febrero, las importaciones argentinas provenientes de Brasil aumentaron en US$ 300 millones pasando de US$1.406 millones en febrero de 2018 al mencionado US$ 1.706 millones del último mes. Las exportaciones argentinas, con respecto a febrero de 2018, crecieron de US$ 750 millones a US$ 876 millones.

 

El sendero de la recuperación

 

La economía de Brasil mantuvo en el primer trimestre la recuperación registrada en 2017, cuando creció 1% tras haber sufrido en 2015 y 2016 la recesión más profunda del país en varias décadas. Para este año se espera una suba del PIB de 3%.

 

En los tres primeros meses de este año, Brasil realizó exportaciones por US$ 54.370 millones, con un aumento de 7,74% frente al primer trimestre de 2017 (US$ 50.462 millones), e importaciones por US$ 40.417 millones, con un crecimiento de 12,11% frente a las del mismo período del año pasado (US$ 36.051 millones).

 

Uno de los factores que explican esta fuerte subida es la muy buena cosecha de soja que está teniendo Brasil. Frente a febrero, las exportaciones de soja brasileñas se incrementaron 208%. De esta manera, el país vecino cubrirá en gran parte la demanda que quedó desabastecida por la sequía argentina.

 

Los supernúmeros de la balanza comercial brasileña son el resultado lógico de una economía que está aún lejos del PIB de 2014. Los analistas de mercado pronostican que el superávit comercial brasileño alcanzará a US$ 55.000 millones este año y a US$ 45.000 millones el próximo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *