Los cañeros del NOA dicen que la actividad están en crisis por los costos del gasoil

Entidades que representan al sector negaron, además, que el bioetanol sea responsable de los aumentos de los combustibles

 

La actividad cañera, principal actor agrícola del NOA y compuesta por unos 6.000 productores de caña, se encuentra en crisis por el impacto del aumento de los costos de gasoil (impositivos, logísticos y laborales) y además sufriendo la baja de precios. Así lo aseguraron la Unión Cañeros Independientes de Tucumán, Cañeros del Este y Cañeros del Sur, entidades que representan al sector, mediante un comunicado en el que niegan que el bioetanol sea responsable de las subas de las naftas.

 

“La producción de caña de azúcar para bioetanol, una energía renovable, que se corta al 12% en las naftas, ve con estupor cómo se engaña a la población echándole al bioetanol la responsabilidad del aumento de las naftas. El último aumento del etanol fue del 3,5% que solo impacta 0,4% en las naftas, pero se mencionan aumentos del orden del 11 al 18%, lo cual es totalmente falso”, señalaron.

 

Además, plantearon que, mientras los precios de las naftas subieron 33% desde octubre, el bioetanol bajó 4,2% en el mismo periodo. En este mismo sentido, desde noviembre, la nafta Premium en EE.UU. aumentó 2% en dólares, y en Argentina aumentó 17% en dólares. Por ejemplo, unas de las marcas Premium se incrementó de $22,47 en octubre a $29,99 hoy (33,5% de aumento en pesos). “¿Quiénes pierden?, los consumidores”, enfatizó el comunicado.

 

Las entidades precisaron que, mientras que entre noviembre 2017 y abril de 2018 el bioetanol de caña aumentó 5,1% en dólares en Brasil, en Argentina bajó 16% en dólares. “¿Quiénes pierden?, los productores locales y las economías regionales”, expresaron.

 

Y agregaron: “Los petroleros no pueden aducir que es por la suba del pecio internacional, porque afecta a todos por igual, no pueden aducir que es por la devaluación, porque las comparaciones están en dólares Entonces la “culpa” es de los productores de caña de azúcar para bioetanol, cuyos pecios fueron fuertemente reducidos por decisiones del Ministerio de Energía. ¿Quién pierde con la quiebra de los productores de la caña de azúcar?, TODOS, el NOA, el país y el medio ambiente”.

 

“El precio fijado por el Ministerio de Energía para el bioetanol de caña implica una transferencia anual de $2.100.000.000 a las petroleras, sin que los consumidores se beneficien en absoluto, todo lo contrario”, concluyeron.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *