Blindaje oficial detrás del funcionario estrella de Mauricio Macri

El ministro de Finanzas salió airoso de su incursión en el Congreso a pesar del escándalo del final

Por Leandro Gabin

 

La semana financiera estuvo centrada en la presentación que hizo el ministro de Finanzas, Luis “Toto” Caputo, en el Congreso. Primo hermano del amigo íntimo de Mauricio Macri (Nicky Caputo), fanático del fútbol (River Plate) y aficionado al tenis, “Toto” es también un egresado del elitista colegio Cardenal Newman, igual que el Presidente. La relación con los Macri, entonces, es de muy vieja data y a puro resultado escaló en el Gobierno. Tanto fue así que Macri le ideó un Ministerio cuando eyectó a Alfonso Prat-Gay del Gobierno, al separar Finanzas de lo que era Hacienda. “Luis es el hombre ideal para este Gobierno. Se siente como pez en el agua manejando las finanzas del país. De hecho, maneja el Ministerio como si fuera la mesa de dinero del Deutsche o el JP Morgan”, dice un ex compañero de “Toto” en el sector privado. Esto tiene que ver con la forma de operar en el mercado cuando emite bonos. Las transacciones relámpago, dejar mucha demanda insatisfecha en su emisiones de bonos, y decir que no va a emitir más para luego sorprender con otra colocaciones meses después, buscan despistar a los inversores. “A algunos fondos les cae mal como te <pokerea>, cuenta el ejecutivo de un fondo extranjero que suele interactuar con el ministro. Pero todos destacan el profesionalismo de “Toto” al momento de tener que operar en el mercado, sea local o internacional. “Sabe y se rodeó de gente que sabe mucho también. Sin lugar a dudas es el ministro estrella de Macri”, resume un allegado al funcionario.

 

Después de todo, Caputo es el encargado de conseguirle los dólares a Macri y a Nicolás Dujovne para financiar el gradualismo fiscal. Federico Sturzenegger, otrora intocable en Cambiemos, sufrió un revés a fines del año pasado cuando le “intervinieron” las metas de inflación. Si bien ahora está levantando el perfil, supo cosechar muchas críticas en la interna del equipo económico, algo que “Toto” nunca padeció. El favorito de Macri quedó blindado por los número uno del Gobierno al momento de estar en el centro de la tormenta por los Panama Papers y las cuentas off-shore. El Presidente y Marcos Peña no dudaron en salir a defenderlo. Todo un gesto que se repite en privado. Otras situaciones problemáticas en el Ejecutivo como el nepotismo de Jorge Triaca, bancado hasta cierto punto por las máximas autoridades de Cambiemos, dejó secuelas internas. Algunas de ellas fueron superadas finalmente después del retiro espiritual en Chapadmalal, pero en privado muchos recuerdan la desprolijidad del ministro de Trabajo. Nada de esto sucede con “Toto” Caputo. “En este Gobierno nadie es imprescindible pero Caputo es lo más cerca a eso”, decía un operador del Gobierno, claro haciendo la salvedad de los hombres de ultraconfianza de Macri –los realmente intocables– como Peña, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

 

Lo concreto es que el ministro de Finanzas salió airoso de su incursión en el Congreso a pesar del irrelevante e infantil escándalo del final. “Toto” se defendió de todo: del dólar futuro, de la relación de Axis con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), de la compra del bono a cien años por parte de Noctua, y los Panama Papers.

 

  • Dólar futuro. “Vendí todos mis contratos futuros con fecha 29 de octubre de 2015, esto es, antes de que Argentina saliera del cepo y antes del balotaje presidencial. Resigné una ganancia personal de decenas de millones de pesos simplemente porque no quería favorecerme de una operación que era sumamente perjudicial para el país y para todos los argentinos. Fui, además, el artífice intelectual de la denuncia penal contra los responsables de esta operación gestionada por el gobierno anterior. Una vez en la función pública, fui la persona que proporcionó los elementos técnicos al Mercado a Término de Rosario S.A. (ROFEX) que probaban que el BCRA había manipulado el precio del dólar de futuros. Estos elementos técnicos permitieron al Rofex declarar la emergencia económica y aumentar casi 2 pesos por dólar el precio de los contratos originales generando un ahorro de 11.085 millones de pesos para el Estado y para todos los argentinos en detrimento de todos los compradores de dólar futuro”.

 

  • FGS/AXIS. “No tengo ninguna vinculación con Axis desde el 4 de diciembre de 2015 previo a mi ingreso a la función pública. Esta denuncia fue desestimada por el juez Luis Rodríguez con fecha 5 de diciembre de 2017 a pedido del fiscal Eduardo Taiano. Como quedó acreditado en la causa por el fiscal Taiano, no tuve participación alguna en la decisión de inversión del FGS”.

 

  • Century Bond y Noctua: “No tengo ninguna relación comercial ni con Noctua, ni con ninguna de sus relacionadas desde el 4 de diciembre de 2015 previo a mi ingreso a la función pública. Las licitacio
    nes de bonos son absolutamente transparentes y participan centenares de fondos. No somos ni el ministro de Finanzas ni el sSecretario de Finanzas los que asignamos los bonos a los compradores sino los bancos elegidos para realizar la colocación. No hay forma de favorecer o perjudicar a priori a los fondos que participan de estas licitaciones ya que ellos participan a su propio riesgo, no hay ninguna ganancia asegurada ni los bancos ni el Estado les pagan una comisión. Los bonos pueden subir o bajar ni bien empiezan a cotizar en el mercado. A modo de ejemplo: los US$ 9.000 millones de bonos colocados en enero de este año representan, a hoy, una pérdida de US$ 500 millones para los inversores que participaron”.

 

  • Paradise Papers. “Como dije desde el primer día, no tengo ninguna relación comercial ni con Noctua, ni con ninguna de sus relacionadas desde el 4 de diciembre de 2015 previo a mi ingreso a la función pública.Tengo todo correcto y debidamente presentado tanto ante la OA como ante la AFIP. Me he presentado espontáneamente ante la Justicia el 17/11/17 para aclarar mi situación. Si bien la SEC informa que figuro como accionista nominal de la empresa Princess, es importante aclarar que nunca fui propietario de dicha empresa y que dicha tenencia accionaria corresponde a una tenencia fiduciaria que es una figura absolutamente legal tanto en Estados Unidos como en Argentina y habitual en la industria financiera del mundo. Cabe agregar que esta empresa está debidamente declarada ante la AFIP por su dueño”.

 

Más allá de las explicaciones del ministro, que fueron atendidas por el Gobierno que lo respalda, siempre quedará cierta sospecha por la fantasía detrás de las sociedades offshore. El mito al que se cae reiteradamente habla de que cualquier persona o sociedad que opera mediante ésta, anda en algo raro. Lejos de ser así, Martín Litwak, un abogado especializado
en el tema, dice que los que establecen un vehículo offshore “no lo hacen para evadir impuestos o para lograr un mayor grado de opacidad frente a las autoridades del país en el cual residen”.

 

Litwak aclara que lo primero no es posible porque estas jurisdicciones no promueven la evasión fiscal (como el imaginario colectivo puede suponer) sino que simplemente ofrecen “plataformas de inversión fiscalmente neutras” (es decir, no agregan impuestos a los que las sociedades pagan en los países donde desarrollan sus actividades comerciales). Segundo, tampoco lo es desde el momento en que todas las jurisdicciones offshore líderes del mundo han sido las primeras en adoptar el standard de intercambio automático de información financiera promovido por la OCDE.

 

“Esto quiere decir que si un contribuyente fiscal domiciliado en un país que es parte del Common Reporting Standard (“CRS”) como son Argentina, Brasil, Colombia o Chile, por citar algunos ejemplos invirtiera dinero en un fondo constituido en las Islas Caimán, las Islas Vírgenes Británicas o Luxemburgo, el propio fondo sería el responsable de informar dicha circunstancia a la autoridad impositiva local encargada de la aplicación de CRS, quien a su vez compartiría la información en forma automática con las autoridades impositivas del país de residencia del inversor”, explica Litwak.

 

Y dice que actualmente las llamadas jurisdicciones offshore son simplemente Estados soberanos (Barbados, Panamá, Irlanda, etc.) o territorios dependientes (Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, etc.) que promueven – entre otras cosas – la competencia fiscal. “Por ello, muchos países que antes incluían a estas jurisdicciones en listados negros y las castigaban de una u otro manera (con prohibiciones para actuar, impuestos más altos, etc.), hoy las incluyen en listados de países cooperantes (Argentina es un ejemplo de esto)”. ¿Fin del mito? Difícil que eso suceda a pesar de las explicaciones.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *