El BCRA mantendrá las tasas mañana y reflotará discurso duro

La entidad, sin margen para relajar su tasa de referencia (hoy, en 27,25%)

 

El martes se llevará a cabo otra reunión del Consejo de Política Monetaria del BCRA. No hay demasiadas expectativas con respecto a lo que hará. Se sabe que mantendrá el corredor de pases en 27,25% sin cambios. La inflación no da tregua y eso hace inviable relajar la tasa. Pero lo interesante pasará por el comunicado posterior a la decisión, en la que se prevé que Reconquista 266 vuelva a advertir acerca de una política más dura para encauzar los precios.

 

Algo de esto ya lo dijo el mismo Federico Sturzenegger durante la semana pasada cuando estuvo en ExpoEFI. “A pesar de observar registros de inflación poco alentadores en el primer trimestre del año, el BCRA considera que el nivel actual de tasas, en 27,25%, es el adecuado”, dijo Sturzenegger. Y enumeró los cuatro motivos principales: 1) La política monetaria ostenta un sesgo más contractivo que el observado durante la mayor parte del año pasado; 2) las negociaciones salariales están pactándose en línea con la meta del 15%; 3) la corrección de precios regulados se frenará fuertemente después de este mes y 4) finalmente, el nivel actual del tipo de cambio real y la propia acción del BCRA nos conducen a no esperar, en los próximos meses, depreciaciones significativas del peso.

 

El BCRA sabe que retomó cierto protagonismo cuando empezó a hablar de los efecto no deseados que tuvo el alza del dólar en los precios, y cuando empezó a admitir que había tensiones en el mercado. A su entender, el mercado leyó erróneamente que bajar las tasas dos veces a comienzos de año se traduciría en un ritmo de reducción aún mayor. Por eso, las expectativas de inflación se elevaron muy por encima de lo que desea la autoridad monetaria. Para atacar eso, piensan en el BCRA, tienen que mostrar un discurso duro como el que vienen soltando últimamente.

 

A tal punto que el BCRA continuará avisando que si no baja la inflación en los próximos meses, como esperan, no dudarán en aumentar las tasas. Si bien esto parece más bien una advertencia y no algo realmente posible en el actual contexto, el speech se mantendrá. “El BCRA tiene que dar las señales para encauzar las expectativas. Si te fijás el último REM, incluso, las consultoras prevén más inflación. Y esto se produjo incluso después de que vendieran US$ 2.400 millones desde marzo para freezar el dólar. Por ende, algo más van a tener que hacer porque el ancla del dólar no sirve tanto para calmar el malhumor”, decían desde un banco privado.

 

“La inflación viene complicada en el primer cuatrimestre. Se espera que marzo esté entre el 2,1% y 2,3% y que abril también sea un mes así. Esto se produce por el ajuste en las tarifas, pero cuando afloje esto, o sea, en mayo, tendríamos que ver una caída grande en la inflación”, sostuvo el economista Miguel Kiguel en declaraciones a Radio Milenium. Para el director de Econviews, el programa antiinflacionario está avanzando bien. “Este es el peor momento, pero ya pasó y deberíamos ver que a partir de mayo la inflación empiece un camino descendente”, agregó.

 

Si no sucede, el BCRA podría volver a subir las tasas para dar un señal al mercado de que no está dispuesto a que se escapen tanto las expectativas.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *