Autos: las ventas son récord y la producción corre muy por detrás

El patentamiento de vehículos llegaría a 1.000.000 en 2018, pero la producción será de 560.000

 

Por J. M. Antonietta

 

Los números que se dieron a conocer la semana pasada desde Acara ratificaron el crecimiento del sector: en concreto, marzo registró los patentamientos más altos de la Historia. No obstante, la producción, más allá del repunte (en marzo creció 25,2% interanual), todavía se encuentra muy lejos de los records de 2011.

 

El dato: mientras que las unidades producidas en marzo de 2018 fueron 49.655, en 2013, en el mismo mes, se habían ensamblado 79.031. La producción del 2013 había cerrado en 791.007 unidades y el récord de producción de vehículos se produjo en el 2011, con 828.771. En 2018, en cambio, se proyecta una producción de 560.000 unidades. El economista Dante Sica, director de la prestigiosa consultora Abeceb, dijo en El Economista TV que “la capacidad ociosa del sector está en 50%”.

 

Por su lado, los patentamientos proyectados para 2018, según Abeceb, son de más de 960.000, es decir, con posibilidades concretas de sobrepasar el récord de patentamientos del 2013 cuando se habían registrado 955.023 unidades. La contradicción surge de allí mismo. ¿Como puede estar tan lejos la producción de los niveles que llegó a tener y estar, asimismo, en un récord de ventas?

 

El factor exportador

 

Especialistas consultados por este medio explicaron que la industria automotriz está diseñada casi desde sus albores con el objetivo de exportar, y no para abastecer el mercado interno. El factor que determina la producción es más la demanda exterior que la interna.

 

Los acuerdos comerciales con Brasil en la década del `90 generaron un mayor intercambio y especialización entre los socios comerciales. La mayor complementación de las producciones generó que Argentina se centre más en vehículos comerciales livianos como la Hilux y Brasil se focalice más en automóviles livianos. La crisis de Brasil generó que Argentina busque nuevos mercados para exportar, pero no fue tan sencillo remplazar a un socio que acapara 70% de las exportaciones de vehículos.

 

Sica explicó en El Economista TV que Brasil es el principal mercado de exportación de bienes industriales argentinos. “Las exportaciones de autos van a repuntar de la mano del crecimiento brasileño”, señaló el director de Abeceb y agregó que “su aporte puede ser de entre 0,75% y 1% del PIB en 2018”. Algunas estimaciones señalan que la producción brasileña industrial crecería 4%, más que el PIB.

 

El reino de las pickups

 

La creciente especialización hizo al país “imbatible en pickups”, según Sica y en la actualidad hay fuertes programas de inversión donde se están renovando plataformas. “Se están diversificando los destinos de las exportaciones, y Argentina está ganando mercados”, opinó el fundador de Abeceb y ejemplificó en que “el acuerdo con Colombia permitirá vender casi 40.000 autos más”. Para Sica, en 2018, exportaremos 180.000 autos a Brasil y 90.000 en el resto de América Latina y agregó que “hasta Volkswagen está comenzando a vender camionetas en Australia”.

 

Para Martín Alfie (Radar), el crecimiento de los últimos meses estuvo impulsado por Brasil, que fue el principal factor contractivo desde 2014. “El año pasado se vio una suba importante del resto de América, aunque está explicado más que nada por las Hilux de Toyota, y no es un fenómeno generalizado”, opinó Alfie.

 

El economista en jefe de Radar señaló: “La especialización productiva es una consecuencia lógica de la organización de la producción de la cadena automotriz a nivel global. El problema es que en Argentina la apertura comercial fue muchísimo más rápido que la expansión de las exportaciones dado el escenario de Brasil”.

 

La participación argentina en el mercado interno bajó de 45% en el primer trimestre de 2013 a 30% en el mismo periodo de 2018. “Argentina está especializándose en pickups, es esperable que se reduzca la participación nacional”, explicó Alfie aunque aclaró que “en los últimos dos años creció demasiado la importación porque Brasil estaba en recesión y colocó stocks acá”, siendo esta una de las principales causas.

 

Las proyecciones

 

El crecimiento de los patentamientos del último tiempo se explica en gran parte porque se abarataron en términos reales los autos, esto es, creció su precio por debajo de la inflación. Otro factor de peso fue una fuerte disputa del mercado entre las marcas líderes que llevó a que haya más financiación para obtener vehículos. Se estima que entre el 50% y 60% de los autos comprados en 2017 fue por medio de alguna financiación. Allí se destaca Fiat que tuvo el 70% de sus ventas financiadas.

 

Según las estimaciones de Abeceb, la producción automotriz crecerá 15% en 2018. A su vez, el sector tracciona a muchas industrias como la siderurgia y la petroleoquímica, entre otras. Su impulso en el crecimiento económico de 2018 sería de 0,5% del PIB, según estimaciones de Econviews.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *