El agro liquidó US$ 4.860 M desde el 1º de enero

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales anunciaron, además, que el sector liquidó US$ 1.423 M durante el último mes

 

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas, anunciaron ayer que durante el último mes las empresas del sector liquidaron US$ 1.423 millones. Asimismo, el monto liquidado desde comienzos de 2018 hasta el viernes pasado asciende a US$ 4.680 millones.

 

La liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial.

 

La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 días en el caso de la exportación de aceites y harinas proteicas. Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate.

 

En este sector, las comparaciones estadísticas entre distintos períodos son generalmente imprecisas o inexactas ya que la liquidación de divisas está fuertemente influida por el ciclo comercial de los granos, que depende de diversos y cambiantes factores exógenos como oscilaciones internacionales del precios, retracción de la oferta, distinto volumen y valor proteico de las cosechas, condiciones climáticas, feriados, medidas de fuerza sindicales, modificaciones regulatorias, barreras arancelarias y paraarancelarias del exterior, exigencias fitosanitarias o de calidad de otros países, etcétera.

 

Datos del complejo

 

Asimismo, el tradicional informe vino ayer acompañado por datos interesantes sobre los números del sector. El complejo agroindustrial cerealero y oleaginoso representado por CIARA y CEC, que coloca a Argentina como el sexto país exportador de alimentos del mundo según la Organización Mundial del Comercio (OMC), participó en 2017 con el 44,8% del total de las exportaciones del país.

 

Considerado por el Indec como el sector exportador más relevante, en 2017 el complejo oleaginoso aportó el 31,7% (US$ 18.500 millones) del total vendido al exterior por el país. Allí, el complejo de la soja representó el 83,9%; 6,6% el biodiésel; 4,9% el maní y 4,3% el girasol.

 

El complejo sojero comprende las exportaciones de harinas y pellets de la extracción de aceite de soja (US$ 9.082 millones ), aceite de soja (US$ 3.726 millones) y poroto de soja (US$ 2.732 millones). Los principales destinos de las exportaciones de harinas y pellets de soja fueron: Unión Europea (US$ 3.008 millones), Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (US$ 3.002 millones), y Magreb y Egipto (US$ 897 millones).

 

Los principales destinos de las exportaciones de aceite de soja fueron India (US$ 1.850 millones), Magreb y Egipto (US$ 440 millones), resto de ALADI (US$ 350 millones), Medio Oriente (US$ 177 millones) y Mercosur (US$ 143 millones). El principal destino de las exportaciones de poroto de soja fue China, con US$ 2.415 millones.

 

Las exportaciones del complejo biodiésel se destinaron principalmente a NAFTA-Estados Unidos (US$ 726 millones) y Unión Europea (US$ 468 millones). El principal destino de las exportaciones del complejo maní fue la Unión Europea (US$ 572 millones. Otros mercados menos significativos aunque también de importancia fueron China (US$ 63 millones), NAFTA (US$ 52 millones) y Oceanía (US$ 49 millones).

 

Por su lado, el complejo girasol, que comprende semilla (8,1%), aceite de girasol (76,2%) y harinas y pellets de la extracción de aceite de girasol (15,7%), registró una suba en sus exportaciones del orden del 6,5% con respecto al año anterior. Los principales destinos del complejo fueron la Unión Europea (US$ 135 millones), Chile (US$ 134 millones), Medio Oriente (US$ 86 millones), Mercosur (US$ 82 millones) e India (US$ 80 millones).

 

Por su lado, el complejo cerealero, el segundo en importancia de Argentina, contribuyó con el 13,1% (U$S 7.600 millones) del total exportado en 2017. El complejo maicero exportó US$ 3.935 millones, 7,3% menos que en el 2016. Sus principales destinos fueron el Magreb y Egipto (US$ 1.235 millones), la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (US$ 1.054 millones), Medio Oriente (US$ 529 millones), República de Corea (US$ 273 millones) y Chile (US$ 214 millones).

 

Las exportaciones del complejo triguero alcanzaron US$ 2.701 millones y registraron un aumento de 23,8% respecto del año anterior. En 2017, las exportaciones del complejo triguero aumentaron 183,1% (incremento de US$ 1.747 millones) respecto de 2014, cuando alcanzaron US$ 954 millones. Los principales destinos fueron el Mercosur (US$ 1.134 millones), el Magreb y Egipto (US$ 399 millones), la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (US$ 264 millones) y el resto de ALADI (US$ 242 millones). En el año 2017, el complejo arrocero exportó US$ 172 millones. Se exportaron a Mercosur US$ 49 millones, a Medio Oriente US$ 36 millones y a Chile US$ 38 millones.

 

Más números

 

Con la contribución y el trabajo de este segmento productivo, Argentina es líder mundial en exportaciones de aceite de soja (47,8% del mercado global en el ciclo 2016/2017), harinas proteicas de soja (48,4%) y aceite de maní (34%); es el segundo exportador mundial de maíz (16%); es el tercero en sorgo (6%); grano de soja (4,8%) y harina de maní (15,5%); es el cuarto exportador mundial de aceite de girasol (7,5 %) y harina de girasol (6,9 %); es el quinto exportador mundial de cebada (9,1 %) y el séptimo de trigo (6,8 %).

 

“El complejo oleaginoso argentino, la mayor y más eficiente concentración industrial (“cluster”) del mundo, ha realizado inversiones directas, incluyendo las de biodiésel, por U$S 6.400 millones entre 1994-2018 y constituye el sector que individualmente más exporta del país. Tiene algunas de las plantas con mayor capacidad individual de molienda del mundo. La producción agroindustrial oleaginosa argentina llega a más de 100 destinos”, dice el informe de Ciara-CEC. El complejo oleaginoso-cerealero ocupa a más de 250.000 empleados en forma directa e indirecta y por eso es uno de los sectores productivos que más dinamiza y aporta progreso al interior del país.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *