Sigue interrumpida la desinflación: el IPC de febrero fue de 2,4%

Cumplir la meta de 15% requerirá una inflanción mensual promedio de 1% en los próximos meses

La desocupación subió al 9,6% en el 2º trimestre, el mayor número desde 2006

 

Por Mariano Cúparo Ortiz

 

El Indec publicó un IPC Nacional de 2,4% en febrero y el acumulado del año llegó a 4,2%. Los incrementos de tarifas volvieron a marcar el ritmo de una inflación que se aleja del sendero de desaceleración que persigue el Gobierno. La devaluación del tipo de cambio también metió lo suyo y entre analistas hubo chicanas a la cúpula del BCRA por la opinión difundida de que el pass through se iba a ir volviendo insignificante. Así, hubo traspaso a la núcleo, que llegó a 2,1%, el número más alto desde abril de 2017.

 

Finalmente el problema no fue tanto el martes 13 sino el miércoles 14. Al dato del Indec se le sumó el del IPC CABA, que dio una variación de 2,6% para la general, una núcleo idéntica a la del Indec y una interanual de 26,3%, es decir 0,5 puntos por encima de enero. Para marzo desaceleraría, pero desde Elypsis, la consultora de Eduardo Levy Yeyati, la ven en torno a 2%, “principalmente por la persistencia de la inflación núcleo, una aceleración en estacionales y el incremento de rubros regulados: educación (8,5%) y taxis del GBA (17,7%)”.

 

Desde ACM, en cambio, prevén que “a pesar de que falta definir cuales serán los efectos de segunda ronda y el traslado a precios de la variación del tipo de cambio, marzo será un mes en el que se desacelera la inflación núcleo para volver a ubicarse en torno al 1,5%”. Aunque luego vendrá un abril complicado y al respecto dijeron: “Hay que tener en cuenta que durante febrero se produjo una baja de precios en los productos estacionales que puede revertirse. En el primer cuatrimestre se podría registrar una inflación promedio de 2%. Con lo cual, las paritarias y la evolución del tipo de cambio serán clave para ver como continúa el sendero de desinflación”.
No desinfla

 

El economista jefe de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, dio un panorama acerca del freno que encontró el camino de la desinflación: “La variación interanual volvió a acelerarse y llegó a 25,4% y en los últimos tres meses el nivel general de precios trepó 7,5% y el IPC Core 5,4%”. En esa línea, el analista y trader de ICBC, Alejandro Bour, fue crítico: “Pensar que en octubre de 2017 nos querían convencer del sendero de desinflación había llegado para quedarse. Decían 1,5% para el último trimestre y fue 2%. Y será todavía más alta en el primer trimestre de 2018”.

 

La gran complicación sigue siendo intentar desinflar mientras se aumentan las tarifas y se deprecia el tipo de cambio, con una formación de activos externos creciendo mucho más rápido que ingreso de divisas para el carry trade, junto con un rojo creciente de cuenta corriente externa.

 

“Elevamos nuestra proyección de inflación a 21% para diciembre (más de 5 puntos por encima de la meta)”, informó LCG

 

De hecho, en febrero fueron protagonistas las divisiones vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, donde las tarifas fueron protagonistas, con un incremento de 3,8% (le agregó 0,62 punto al total), alimentos y bebidas, influida por el pass through del dólar, que subió 2,2% (agregó 0,56 punto) y transporte, con los aumentos de colectivos y trenes, que aumentó 4,5% (agrego 0,49 punto).

 

Traspasos

 

La analista de LCG, Melisa Sala, afirmó en ese sentido: “Aumentos de segundo orden por el fuerte ajuste de las tarifas en diciembre último y cierto traslado a precios de un deslizamiento más acelerado del tipo de cambio (16% acumulado desde noviembre) podría ser factores que explican el impulso de la inflación núcleo”.

 

En total, los precios regulados subieron 4,8% y aportaron 1,1 puntos de inflación. Y, tal como detalló Sala, “sobre ese promedio incidió la suba de los boletos de colectivos y trenes (33% y 30%, respectivamente, en el GBA sin considerar el boleto multimodal), celulares (10%), la nafta (3,5% en febrero + arrastre de enero) y las cuotas de las prepagas (4%)”.

 

Desde SBS hicieron hincapié en la influencia del tipo de cambio sobre la dinámica del resto de los precios: “La política monetaria no logró evitar plenamente el pass through de la depreciación del peso en los últimos tres meses, impactando sobre la inflación general a través de los precios de algunos bienes transables”

 

La cuestión del pass through y sus muestras de renovada vigencia fueron protagonistas de algunos de los comentarios más críticos por parte de los analistas en Twitter. Uno que resume el espíritu fue el twitt del hombre del Cesur, Amílcar Collante, quien remarcó: “Y pensar que en agosto dieron por muerto al pastrú” (en referencia al pass through).

 

Previsiones

 

La nueva dinámica de precios hizo que LCG corrigiera su previsión de IPC Nacional para la totalidad del año. “Elevamos nuestra proyección de inflación 21% para diciembre de 2018”, dijo Sala. El analista de Estudio Broda, Iván Cachanosky, sostuvo: “Con el de 2,4% de febrero, para que se cumpla meta de 15%, la inflación el resto de los meses debería ser 1% (incluso menos). Suena difícil”.

 

El director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, ya directamente descarta la posibilidad de acercarse a la meta. “Hay que pensar en el objetivo de segundo orden, que es una menor de 20% y que tampoco está fácil. Con 4,2% acumulado en el primer bimestre, se necesita una media mensual a 1,42% para lograrlo”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *