Se fue Kuczinsky y llega Vizcarra

Los mercados recibieron positivamente la renuncia (Fitch mantuvo BBB+ y el dólar cerró con leve baja) y las expectativas son favorables: se espera que Vizcarra mantenga las políticas market-friendly de PPK. ¿Podrá?

 

Por Héctor Rubini Instituto de Investigación en Ciencias Económicas de la USAL

 

El presidente del hermano país de Perú, Pedro P. Kuczynski, presentó ayer su renuncia, la que hoy será aceptada por el Congreso de la República. Su situación era ya insostenible ante la revelación de videos difundidos por el partido de la hija de Alberto Fujimori (Keiko Sofía) en los que aparecen varios legisladores oficialistas, incluido su hermano Kenji Gerardo Fujimori (oficialista desde diciembre), tratando de comprar votos de legisladores para que se abstengan de votar a favor de la destitución del Presidente.

 

Su renuncia cierra un proceso de desgaste que se intensificó desde fines de diciembre, cuando se comprobó que las aparentes dolencias “graves” que justificaron el indulto al ex presidente Alberto Fujimori no eran tales. Unos días antes había fracasado la sesión para votar una moción de censura al Presidente, gracias a las abstenciones de 10 legisladores liderados por el partido de Keiko Fujimori, Fuerza Popular. Sin embargo, las denuncias de tráfico de influencias y la pelea entre los hermanos Fujimori “se llevaron puesto” a Kuczynski en poco más de dos meses.

 

Esto no ha sido ninguna sorpresa, luego de la audiencia del pasado viernes cuando el Presidente compareció durante ocho horas ante la “Comisión Lava Jato” del Congreso peruano. Allí reconoció haber utilizado una offshore en las Islas Vírgenes británicas controlada por su hija para eludir el pago de impuestos en Estados Unidos por la venta de una propiedad en Perú (Kuczynski era ciudadano estadounidense antes de candidatearse a Presidente en 2016). Sin embargo, desde noviembre pasado fue objeto de denuncias por la adjudicación discrecional a Odebrecht de la construcción de la carretera Transoceánica Sur y los pagos de ese grupo a su firma de consultoría Westfield Capital cuando era ministro del ex presidente Toledo entre 2004 y 2007.

 

Martín Vizcarra, cuando fuera gobernador de Moquegua (entre 2007 y 2010), fue objeto de 48 denuncias de corrupción

 

Aceptada su renuncia será reemplazado por el vicepresidente primero y embajador en Canadá, Martín Vizcarra Cornejo. Recién al mediodía estaría partiendo desde Ottawa hacia Lima, y asumirá mañana como primer mandatario. Sin embargo, no va a ser un mandato libre de sospechas. Cuando fuera gobernador de Moqueguá (entre 2007 y 2010) fue objeto de 48 denuncias de corrupción, si bien sólo una fue judicializada. A su vez, en 2017 debió renunciar al Ministerio de Transporte y Comunicaciones ante denuncias del fujimorismo por tratar de beneficiar a un consorcio privado con U$S 264 millones para construir un aeropuerto.

 

Es claro que sin algún acuerdo multipartidario, no va a ser fácil para Vizcarra sostenerse en el poder y concluir el mandato presidencial en 2021. En el caso más pesimista se podrían dar dos escenarios “malos”: que Vizcarra renuncie en pocas semanas, previo anuncio de un llamado a elecciones anticipadas, o que opte por no asumir. En ambos casos debería sucederlo la vicepresidente segunda Mariana Aráoz, mano derecha de Kuczynski. Esta, a su vez, no cuenta con ningún apoyo de los legisladores, de modo que se vería obligada a no aceptar el cargo. En ese caso debería asumir el presidente del Congreso, Luis Galarreta, del fujimorismo.

 

Sin embargo, sin apoyo del actual oficialismo, tendría que convocar a elecciones anticipadas. En ese caso, y con un clima político donde se instaló el “que se vayan todos”, debería también convocar a elecciones parlamentarias. No habrá otra salida, ya que el avance de las investigaciones judiciales seguirá de manera inexorable. Estas ya condujeron en julio de 2017 al encarcelamiento del ex presidente Ollanta Humala, y el pasado viernes la Corte Suprema y el Consejo de Ministros aprobaron el pedido al gobierno de EE.UU. de la extradición del ex presidente Toledo. Este se encuentra prófugo en California, y es acusado de tráfico de influencias, colusión, lavado de activos en perjuicio del Estado, y haber recibido sobornos de Odebrecht por U$S 20 millones, depositados en paraísos fiscales. Desde febrero tiene congeladas sus cuentas bancarias en Perú.

 

Además, varios políticos están siendo investigados por haber financiado campañas electorales con dinero de Odebrecht

 

Ciertamente, el futuro de varios políticos entra en un cono de incertidumbre. Varios gobernadores regionales, la ex alcaldesa de Lima, Susana Villagrán, y la propia Keiko Fujimori están siendo investigadas por haber financiado campañas electorales con dinero recibido de Odebrecht, y el ex presidente Alan García bajo la acusación de haber cobrado coimas por el Metro de Lima.

 

Sin embargo, los mercados locales han recibido positivamente la renuncia del Presidente. Ayer a la mañana la calificadora Fitch mantuvo la nota BBB+ con perspectiva estable, y el dólar cerró con leve baja. Por ahora, las expectativas de los mercados son favorables, y se espera que en líneas generales Vizcarra mantenga las políticas “market-friendly” de Kuczynski, más allá de las derivaciones políticas de las denuncias e investigaciones judiciales en curso.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *