¿Puede financiarse localmente Caputo?

Según el ministro, no hay riesgo de “crowding out”, pero los economistas tienen sus dudas

 

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, afirmó que el Gobierno emitirá entre US$ 8.000 y US$ 10.000 millones en el mercado local para cerrar el programa financiero de este año, con lo que el 60% del financiamiento de este año será en el mercado local.

 

“La principal duda (de los inversores de Wall Street) era por la alta oferta de bonos argentinos después de la emisión de enero de US$ 9.000 millones y les aclaramos que no necesitamos volver a salir al mercado internacional este año”, aseguró el ministro.

 

El funcionario estimó también que no ocurrirá un efecto de crowding out (quita de fondos para el crédito al sector privado) porque “no se le sacan fondos adicionales a los privados, sino que parte de la emisión que se iba a Lebac irá a Letras del Tesoro”. Según dijo, la intención es que “estas Letras tengan un mercado secundario, para lo cual el Banco Nación puede ser un activo formador de precios”.

 

Para el economista Miguel Zielonka, de Econviews, “es viable que el Gobierno busque financiamiento interno pero no hay lugar para todos, el mercado de capitales aun es chico y algunas provincias y empre sas se les va a complicar el acceso al crédito”. “Van a terminar entrando los que son más grandes y los mejores en riesgo de crédito”, aseguró.

 

En la otra vereda, Guido Lorenzo, economista de ACM, aseguró que es “es una buena idea” financiarse localmente y que “hay ahorro interno para poder financiar esto”, considerando que “por fuga de capitales se están yendo por año unos US$ 8.000 millones”. “Se puede capturar parte de ese ahorro para financiar el déficit y hasta se corta lo que puede estar sucio en el mercado de cambios”, agregó.

 

Por otra parte, Caputo dijo también que habrá una “repo” (línea de crédito de corto plazo contra garantía de bonos públicos) con los bancos para completar el programa financiero de unos US$ 2.000 o US$ 3.000 millones a dos años. En ese sentido, el HSBC está muy cerca de prestarle al Gobierno cerca de US$ 1.000 millones, mientras que otras entidades ofrecieron sumarse con más dinero.

 

La operación es similar a la que se hizo en 2016, cuyos fondos ingresaron el año pasado, con los bancos Nomura, Bilbao Vizcaya, Francés, HSBC y Citibank por US$ 6.000 millones.

 

Entre los bancos que se sumaron está el JP Morgan, que, aunque iba a participar del repo en principio, luego se bajó. La ventaja ahora es que las autoridades regulatorias estadounidenses ya califican mejor al crédito para Argentina que hace un año y medio, por lo que para el Morgan sería más sencillo y barato dar este préstamo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *