Pedido de la Corte por escuchas

La Corte pidió ayer al titular de la AFI, Gustavo Arribas, que informe sobre las “actuaciones” iniciadas por las filtraciones de las escuchas que trascendieron públicamente

 

La Corte Suprema de Justicia de la Nación pidió ayer al titular de la AFI, Gustavo Arribas, que informe sobre las “actuaciones” iniciadas por las filtraciones de las escuchas que trascendieron públicamente y contenían conversaciones privadas entre la expresidenta Cristina Kirchner y el exfuncionario Oscar Parrilli. En una nota, el Máximo Tribunal solicitó al jefe de los espías que “ponga en conocimiento del Tribunal las actuaciones que hubiera iniciado en razón de las filtraciones referidas”.

 

El escrito –que lleva la firma de los cinco jueces de la Corte– pide además al titular de la AFI que se informe “cualquier circunstancia que considere pertinente orientada dilucidar la responsabilidad administrativa que pudiere corresponder a los agentes de la Agencia su cargo en la captación, transmisión, entrega y resguardo de la cadena de custodia de los datos obtenidos mediante las interceptaciones telefónicas ordenadas en la causa señalada”.

 

De esta manera, la Corte hizo lugar a un pedido realizado por el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, luego de que se filtraran en medios de comunicación conversaciones telefónicas suyas con la ex presidenta Cristina Kirchner. Esos diálogos fueron grabados en el 2016, como parte de escuchas que había ordenado el juez Ariel Lijo sobre el ex secretario general de la Presidencia, en el marco de una investigación por el supuesto encubrimiento del narcotraficante Ibar Pérez Corradi. Días atrás, la Corte Suprema firmó una acordada en la que pide al Congreso que audite la dependencia del propio tribunal, dirigida a su vez por el camarista federal Martín Irurzun, que se ocupa de hacer escuchas telefónicas. También le requirió al juez Rodolfo Canicoba Corral, que tiene a cargo una causa penal sobre el tema, que informe si se detectó “fallas en el resguardo de la confidencialidad y la custodia”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *