Mestre tensa relación con Schiaretti y gana espacio

Con eje en la discusión por el reparto de fondos, el intendente de la ciudad capital busca reposicionarse en Cambiemos

 

“Es inconcebible que las prácticas que tanto les reclamaron al kirchnerismo, respecto de la falta de diálogo, ahora las practiquen ellos. Están destrozando la calidad institucional. El gobernador no puede tomar estas medidas y celebrarlas. Violan la Constitución y las cartas orgánicas”. Con frases de este tipo, acusatorias en varios sentidos, se despachó Ramón Mestre, intendente de Córdoba capital, contra el Juan Schiaretti, mandatario de la provincia. La discusión por el reparto de fondos coparticipables, la disputa por obras y la campaña hacia un 2019 particularmente competitivo en la provincia mediterránea divide aguas. Con polémicas en ascenso.

 

“El Presidente ha tomado el toro por las astas para profundizar el federalismo. Eso es el Consenso Fiscal. No es antojadizo el reclamo nuestro. Reclamamos los fondos específicos desde hace años. Y el año pasado comenzamos a reclamar la parte que nos pertenece por el Consenso Fiscal. Cambiemos tiene una posición común”, sostuvo el intendente en una entrevista con La Voz del Interior, luego del encuentro radical en Villa Giardino, un clásico serrano. En el encuentro, el partido marcó su pretensión de encabezar la fórmula de Cambiemos para disputarle a Unión por Córdoba la conducción de la provincia. En ese sentido, y con la discusión por los fondos de los municipios como eje, Mestre consiguió en las últimas semanas convertirse en el principal opositor de Juan Schiaretti.

 

Desde Unión por Córdoba rechazan el reclamo de Mestre y consideran que forma parte de la estrategia electoral del líder radical. Y no creen que el tema escala al Tribunal Superior de Justicia, como amenazan desde la intendencia. Por lo pronto, Mestre presentará un recurso administrativo en la Justicia. El principal reclamo es que, en lugar de aumentar los impuestos que, por ley, tiene que repartir (80% quedan para la provincia; 20% para los municipios), el gobierno de Unión por Córdoba fue aumentando cada vez más fondos específicos o complementarios, que en su mayoría no se reparten a los municipios.

 

Antecedentes

 

La disputa, de todos modos, no es nueva. En agosto de 2016 se dio uno de los puntos de mayor tensión. También por cuestiones ligadas a recursos coparticipables. “El intendente tiene en su agenda el número de teléfono del gobernador Schiaretti y puede llamarlo cuando quiera, como lo hace habitualmente cada vez que lo necesita”, respondió entonces Carlos Massei, el ministro de Gobierno de Schiaretti, el dirigente encargado de contestarle.

 

El otro pico de tensión es que sostienen desde la apertura de sesiones del intendente, el 1º de marzo pasado. “Ahora que salimos de la discriminación nacional, debemos avanzar en desafíos que incluyan el diálogo profundo, sereno y transparente sobre realidades de nuestra provincia”, dijo Mestre como prólogo a la serie de cuestionamientos al gobernador. “El costo Córdoba duplicó la presión fiscal en diez años, lo que afecta nuestra competitividad. Es más caro invertir en Córdoba que en Buenos Aires o en Santa Fe. Nunca los cordobeses pagamos tantos impuestos”, enfatizó entonces.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *