La Fed subió la tasa con un mensaje optimista

Jerome Powell sostuvo que habrá más crecimiento económico, menos desempleo y que la tasa de inflación subirá poco

 

La de ayer fue una de las subas de tasas de interés por parte de la Reserva Federal más anunciada de todos los tiempos. La decisión de subirlas un cuarto de punto porcentual y llevarlas a un rango entre 1,50% y 1,75% fue adoptada por unanimidad. Si bien la entidad monetaria sigue apuntando a subir las tasas en tres oportunidades, este año basados en la baja tasa de inflación, muchos analistas entienden que finalmente serán cuatro. En 2019, la entidad dio a entender que habría tres en lugar de dos como se había afirmado a fines de 2017.

 

Los que sostienen que la suba de tasas deberá ser algo más agresiva se basan en el buen desempeño que está mostrando a economía y que Jerome Powell destacó en la conferencia de prensa posterior a la reunión. La propia Fed elevó sus pronósticos de crecimiento a 2,7% en 2018 y a 2,4% mientras que en diciembre apuntaba al 2,5% y al 2,1%. También hubo correcciones en materia de tasa de desempleo que ahora se proyecta a 3,8% para fin de este año y a 3,6% cuando termine el próximo. De todas maneras, hay analistas privados que creen que el desempleo puede bajar aún más.

 

En materia de inflación, el pronóstico de la Fed fue corregido levemente al alza y ahora espera que  la core se ubique en 2,1% en 2019. De todas maneras, la medida de inflación que más toma en cuenta que es el índice de precios de los gastos en consumos personales subió 1,7% en enero con relación al año anterior mientras que si excluyen los rubros más volátiles el incremento anual fue de 1,5%. Pero Powell sostuvo que los salarios están subiendo moderadamente y que no ve una gran presión sobre los precios por lo cual muchos inversores consideran que la suba de tasas durante el año serán efectivamente tres. La reacción inicial de los mercados así lo demuestra porque el dólar cayó 0,9% contra una canasta de monedas mientras que el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajó a 2,88% anual.

 

Los mercados descuentan que la tasa no subirá en la próxima reunión de la Fed prevista para el 1º y de mayo y que habrá otro incremento en junio.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *