A la espera de los gobernadores, el PJ no K amplía diferencias

El kirchnerismo hizo una demostración de fuerza en San Luis, pero el PJ disidente se mueve y toma distancia

 

Por Mariano Espina

 

El viernes Alberto Rodríguez Saá tuvo su encuentro peronista en San Luis. El sábado Gustavo Menéndez encabezó el Congreso del Partido Justicialista bonaerense con más setecientos congresales. El jueves José Luis Gioja buscará reunir al Consejo Nacional del PJ Nacional. El 6 de abril el senador Miguel Angel Pichetto iniciará en Gualeguaychú un raid con compañeros de bloque. El primero se caracterizó por la presencia de figuras kirchneristas. El segundo por la inclusión de sectores del massismo en la organización del partido. El tercero y el cuarto son aún incógnitas. Pero en todos hay una coincidencia: el juego esquivo de los catorce gobernadores peronitas que, en general, muestran prudencia en sus apariciones y escatiman figurar en fotos que puedan ser leídas como posiciones terminantes.

 

Peso institucional

 

Pichetto, jefe del bloque Justicialista en el Senado, se reunirá en unas semanas en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú con varios integrantes de los bloques justicialistas del Senado y de Diputados. En su entorno explicaron que será el primero de varios actos en todo el país con el objetivo de generar un espació de opinión interna en el peronismo. “Somos una de las pocas plataformas institucionales que sobrevivieron a las derrotas del 2015 y del 2017”, arengan cerca del senador y agregan que, desde ese lugar, buscarán construir una alternativa “federal y con liderazgos jóvenes”. Alejados del kirchnerismo y de lo que escuchó el viernes en San Luis, intentarán de a poco, construir la fuerza en la que se alojen luego los gobernadores de perfil dialoguista, con los que mantienen un diálogo directo y fluido.

 

Pichetto reunirá en abril a legisladores de los bloques justicialistas, a la espera de sumar mandatarios de perfil dialoguista

 

Lo más cercanos son Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Domingo Peppo (Chaco) y, entre otros, Rosana Bertone (Tierra del Fuego). Más ambivalente es la relación los el sanjuanino Sergio Uñac y el riojano Sergio Casas.

 

Desde el llano

 

Sin asistir, Sergio Massa participó activamente del congreso que el PJ bonaerense celebró en Hurlingham el último sábado. Envió emisarios y una carta, en la que adhería por la “unidad de las ideas”, por “reconstruir la confianza interior del movimiento” y por “revisar nuestros propios errores con una mirada muy crítica” para “pensar un país y un Estado al servicio de la gente y no como botín de negocios de amigos y parientes”. No hubo ningún representante del Frente Renovador en el encuentro organizado el viernes por Rodríguez Saá. Seguramente haya participación en los encuentros que organice Pichetto. Porque Massa estará presente en toda expresión que coincida en dejar a Cristina Kirchner fuera del armado. Y sostienen que en el PJ bonaerense prima también esa idea, pese a que algunas declaraciones escuchadas el sábado dicen lo contrario.

 

El de Tigre no es el único que está atento a estos movimientos. También lo está Florencio Randazzo, el excandidato a senador por el espacio Cumplir, que se presentó a las últimas elecciones con el sello del PJ. Otra vez residiendo en el silencio, por respeto tras la derrota en la instancia legislativa, el oriundo de Chivilcoy se mueve con gestos. Recibió en el Palacio Raggio a Massa el pasado miércoles y envió la semana pasada a su único representante en el Congreso, Eduardo Bucca, a caminar por Expoagro con dos gobernadores del PJ, Urtubey y Bordet. Randazzo, al igual que Massa, también está interesado en la construcción de un espacio no kirchnerista.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *