El gobernador que hace de los matices su juego

Uñac mira el tablero y se entusiasma, pero no apura los tiempos

 

Por impronta generacional, el gobernador sanjuanino Sergio Uñac está más cerca del entrerriano Gustavo Bordet que del formoseño Gildo Insfrán o el tucumano Juan Manzur. Lo que lo diferencia del litoraleño es que pudo atravesar con mejor suerte su primer desafío electoral desde que ambos llegaron a los ejecutivos de sus provincias en 2015. De ahí también los recorridos diferenciados luego ese primer test: mientras Bordet reforzó más su buena relación con el gobierno de Cambiemos para fortalecer su esquema de gobernabilidad, golpeado en las urnas, Uñac amplió sus márgenes de maniobra, permitiéndose críticas a la gestión nacional y, sin confrontar, mirando por encima de sus hombres a sus pares peronistas.

 

Uñac mira el tablero y se entusiasma, pero no apura los tiempos. Reelegir en su provincia es su objetivo. En ese trayecto intentará instalar su imagen nacionalmente. El turno electoral de 2019 está muy próximo para cualquier aspiración sobredimensionada, pero mira de reojo la aparición posible de liderazgos alternativos. Las derrotas de los candidatos del cordobés Juan Schiaretti y del salteño Juan Manuel Urtubey, en ese sentido, con tribuyen a darle aire en términos relativos. El hecho de que la provincia que gobierna no forme parte del eje agroexportador del país no le suma puntos extras; el hecho de que tenga una situación fiscal sin contratiempos, sí, y se agrega a esos márgenes mayores.

 

Mientras Bordet reforzó más su buena relación con el Gobierno, Uñac amplió sus márgenes de maniobra, permitiéndose críticas

 

Ayer recibió al ministro del Interior Rogelio Frigerio luego de una serie de fricciones con el Gobierno. “De las mil viviendas que firmamos con Frigerio en Albardón, nunca llegó un solo peso. Estamos hablando de un año y medio atrás”, había dicho el gobernador en enero. El encuentro, en esta ocasión fue mucho más ameno. “Nunca tuvimos distancias con Uñac, tenemos un diálogo permanente”, dijo el funcionario nacional, que participó de una reunión del Consejo Nacional de la Vivienda en la provincia, precisamente, y visitó al gobernador en su despacho.

 

El momento de mayor tensión, de todos modos, se había dado durante la discusión del Pacto Fiscal. Aunque el cuyano terminó firmando el acuerdo, fue uno de los que expuso mayores disidencias y reclamos parciales. Cuando se llevó a cabo la votación por la reforma previsional, las distancias se ampliaron, con el voto negativo de los diputados nacionales del peronismo provincial y el acompañamiento del propio Uñac de la decisión. Los diputados Walberto Allende, Graciela Caselles y Florencia Peñaloza, los más cercanos, votaron en contra de la iniciativa, al igual que el gobernador José Luis Gioja y Daniela Castro.

 

En tanto, trascendió el enojo del propio presidente Mauricio Macri con el gobernador por esa actitud. Hoy las aguas parecen más calmas. En cuanto a la seguidilla de reuniones y encuentros del peronismo de los próximos días, Uñac se mostrará distante. Mandará emisarios, en el mejor de los casos. Pero evitará las fotos de ocasión. A su lado señalan que poco le sumarían. Mientras aspira a hacerse fuerte a partir de su gestión.

Te puede interesar

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *