En el empleo privado también se impone el gradualismo

Según un informe de Hidalgo & Asociados sobre las perspectivas para 2018, habrá menos reducciones de personal pero no se esperan grandes saltos en creación de puestos

 

“El gradualismo es el sistema preferido en el sector privado”, asegura el último relevamiento de Hidalgo & Asociados en más de 240 empresas. La idea habla de las perspectivas de sus negocios pero también de la evolución del empleo. Según el informe publicado hoy, se están acabando las reducciones de personal pero el ritmo de las incorporaciones no tendrá grandes saltos. Además, los empresarios creen que los salarios no perderán con la inflación en 2018.

 

Las firmas encuestadas, cuya facturación conjunta supera los $ 850.000 millones y los 200.000 empleados, estiman mejoras respecto al último relevamiento (septiembre de 2017) pero sin grandes cambios en los negocios para este año. El 58% sostiene que su actividad se mantendrá igual, el 30% que aumentará y el 12% que disminuirá. La idea de continuidad se profundiza en cuanto a las inversiones: el 73% dice que sus inversiones se mantendrán estables, el 19% que crecerán y el 8% que disminuirán.

 

 

Empleo y salarios

 

“Un dato alentador es que se están acabando las reducciones de personal. En octubre último, el 40% de las empresas encuestadas señalaba que durante 2017 habían achicado sus estructuras; mientras que ahora, las que proyectan que disminuirán su personal son el 13% y las que aumentarán, el 29%”, explica la consultora.

 

 

Sin embargo, plantea que la situación es de reacomodamiento y ata un potencial despegue al ritmo de crecimiento económico. Laura Bitocco, gerente general de Hidalgo & Asociados, dijo que “el foco en estos últimos años estuvo en mejorar los costos; por ello, es de esperar que las inversiones e incorporación de personal crezcan a tasas más alentadoras, en la medida en que la economía aceleré”.

 

 

Por otra parte, pese a que por ahora priman acuerdos paritarios de entre el 12 y el 15% de aumento, el estudio afirma que “los ajustes salariales estarán todos en niveles similares o superiores a la inflación proyectada”. Las empresas prevén que el 65% del personal dentro de convenio, tendrán ajustes de entre 15 y 20%; el 31% de los trabajadores recibirán entre 20 y 25%; y el resto, más de 25%.

 

Para los que están fuera de convenio, las perspectivas son un poco mejores: el 39% recibirá entre 20 y 25% de recomposición.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *