“Hay consenso para aprobar una reforma al Código Penal”

El Economista dialogó con Guillermo Montenegro sobre el Congreso, la inseguridad y su activismo en Mar del Plata

 

Entrevista a Guillermo Montenegro Diputado nacional por Cambiemos Por Mariano Espina

 

Guillermo Montenegro ingresó a la Cámara de Diputados el último diciembre tras ocupar dos años la embajada en Uruguay, pese a que su nombre sonaba fuerte en el Ministerio de Seguridad, tras haber ejercido esa función junto a Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires. Además, es el principal candidato a presidir la comisión de seguridad en la Cámara Baja, y desde ese lugar, asegura, respaldará la propuesta oficial para modificar el Código Penal y el Código Procesal Penal, temas que, según él, serán parte de las importantes reformas que se debatirán este año.

 

En 2015, se presentó como candidato a intendente de San Isidro, pero ahora regresó a Mar del Plata, donde trabajó durante todo el verano junto a funcionarios provinciales y nacionales. “Voy a ir a hacer política, porque es mi ciudad y quiero que esté mejor, pero hablar de una candidatura es apresurado. Hay otros problemas que afrontar”, aseguró en diálogo con El Economista.

 

El debate por el aborto, ¿acaparará la agenda legislativa de este año?

Creo que hay muchos temas que fueron planteados por el presidente Mauricio Macri. El aborto quizá acaparará más la atención, por la envergadura del tema, pero será un año de mucho trabajo, y no pasará solamente por ahí.

 

¿Está a favor de este proyecto?

No. Pero es una decisión muy personal. Creo que es una discusión de la sociedad y amerita que el Congreso lo debata. Voy a escuchar todas las posiciones para tener claridad absoluta, pero estoy en contra.

 

¿Su posición es irreversible?

Sí. Estoy a favor de la vida, y creo que hay que buscar las herramientas necesarias en ese sentido. Pero me parece sano que se debate y con altura.

 

¿Qué otros temas cree que van a formar parte de la agenda legislativa?

Se impulsará, por ejemplo, la modificación del Código Penal y del Código Procesal Penal, que son reformas de fondo. No hubo cambios serios en esta materia, solo parches, y lo que proponemos es reordenar el sistema.

 

¿Ve posibilidades de que avance?

Sí, porque no creo que tenga que ver con la política. Sí habrá discusión sobre el posicionamiento de los bloques en algunas cuestiones, pero hay modificaciones para modernizar la Justicia que no tendrán mucha discusión.

 

Bloques opositores pero de diálogo con el Gobierno, como el Justicialista, están hoy con un discurso más crítico. ¿A qué lo adjudica?

Da la sensación de que empezó la campaña, pero nuestra preocupación es otra. El foco está en la gestión y en resolver problemas. Las críticas las leo desde la política, pero hay que sentarse para alcanzar acuerdos y buscar soluciones.

 

¿Acompaña la doctrina de seguridad que impulsa la ministra Patricia Bullrich?

Respaldo el accionar del policía honesto que trabaja, y en eso coincido con Bullrich, con María Eugenia Vidal y con Mauricio Macri. Es respaldar al policía que arriesga la vida por cuidar a la gente y así fue en mi gestión en la ciudad de Buenos Aires.

 

¿Está de acuerdo en como actuó el Gobierno respecto al caso del policía Luis Chocobar?

Hay que tener en claro que al policía que trabaja bien hay que defenderlo. No tengo herramientas claras para juzgar si el accionar de Chocobar estuvo bien o mal. Pero hay que asumir la responsabilidad política de respaldar a un policía que trabaja o de apartarlo, en caso de que haga falta. Es importante que la policía sienta un respaldo de la política.

 

¿No cree que respaldar estos episodios pueden alentar el abuso por parte de las fuerzas?

No, porque eso tiene que ver en como se genera el trabajo de las fuerzas, asuntos internos y demás. Nunca nos tembló el pulso para denunciar casos de excesos, corrupción o irregularidades en declaraciones juradas.

 

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires, ¿está preocupado por la gestión de Carlos Arroyo en Mar del Plata?

No. Está siempre atento porque es la segunda ciudad de la provincia detrás de La Matanza. Sí se está preocupando por la desocupación y la inseguridad, por eso se trabajó mucho desde el Gobierno provincial y también el Nacional. Hay una responsabilidad de las tres administraciones por trabajar con los marplatenses y eso es uno de los motivos por los que volvimos a trabajar con la Fundación Pensar. Es ayudar, y no solo hacer política.

 

¿Buscarán en 2019 un candidato más alineado a la gobernadora María Eugenia Vidal?

A los que estamos en política nos gusta hacer política, yo lo disfruto y creo que en Mar del Plata hay mucho para hacer. Voy a ir a hacer política, porque es mi ciudad y quiero que esté mejor, pero hablar de una candidatura es apresurado, hay otros problemas que afrontar.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *