Cambiemos prevé una agenda light para 2018

Para el oficialismo, el año legislativo será con menos contenido político y disruptivo, a pesar de la presencia del aborto en el temario previo

 

No mencionó su mensaje el presidente Mauricio Macri ante la Asamblea Legislativa una agenda parlamentaria cargada, como sí lo había hecho en los dos discursos anteriores. En Cambiemos aseguran que eso se debió a que las grandes reformas ya han sido discutidas. También sostienen que el temario tendrá menos contenido político, lo que permitirá avanzar con proyectos atrasados y de perfil más bajo.

 

No obstante, sí hubo una serie de proyectos en los cuales el Presidente pidió avances. El más resonante es la reforma laboral, postergada desde diciembre pese al respaldo del ahora quebrado triunvirato de la CGT. “Tenemos que organizarnos para el trabajo del Siglo XXI, podemos intentar resistirnos, o asumir el momento que nos toca vivir”, adelantó ayer Macri, previo a destacar que “en estos dos años avanzamos mucho a partir de acuerdos que nos permitieron reducir la desocupación y informalidad laboral”.

 

En el oficialismo se ha trazado un mapa sobre como avanzar con la reforma laboral. Sería dividida en cuatro partes, dos ingresarían por el Senado y dos por Diputados. La que menos cuestionamientos generarían la de inclusión laboral, denominada como “blanqueo”, con el objetivo de que “miles de trabajadores informales puedan registrarse sin perder la antigüedad y los beneficios que le corresponden por sus años de trabajo”, según el Presidente. Otro capítulo sería el destinado a extender la licencia por paternidad, también mencionado en el discurso de Macri. Más difícil será el tratamiento de los últimos integrantes del paquete: creación de una agencia de calidad tecnológica de salud para establecer que tipo de prestaciones médicas serán cubiertas y la modificación de la Ley de prepagas para una mayor regulación de los precios.

 

Aún así, en Cambiemos insisten en que todo lo que se envíe necesitará el respaldo de la CGT. La situación actual de la central obrera, dividida en polos bien marcados, no augura un pronóstico favorable para el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que negocia estos puntos junto a las segundas lineas de los gremios dialoguistas en una gira que lo tiene por Europa. Será clave el papel de Miguel Angel Pichetto, jefe del bloque PJ-FpV, que en diciembre pasado frenó el avance del proyecto en el Senado.

 

El Presidente destacó los avances logrados en su gestión en materia de transparencia. En ese sentido, pidió que avance el proyecto con media sanción en Diputados sobre la Extinción de Dominio, “para que el Estado recupere los bienes del narcotráfico y la corrupción”. La iniciativa descansa desde mediados de 2016 en la comisión de Justicia de la Cámara Alta, que continuará siendo presidida por el peronista Pedro Guastavino. El bloque de Pichetto quiere modificar el texto, pero no encontró consenso en el oficialismo para hacerlo.

 

Asimismo, se anunció por tercera vez el envió al Congreso de un proyecto de comunicación y tecnología de la información, materia en la que se han manejado por la vía del decreto.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *