Braun defiende el acuerdo con la UE

Sin embargo, los privados son más escépticos con el acuerdo y las formas

 

“Para crecer de manera sostenida y reducir la pobreza, Argentina tiene que mejorar su inserción internacional. Tenemos que exportar más y mejor, con más diversificación de origen provincial, destino y productos. Tenemos que recibir más inversiones para construir una economía dinámica y competitiva que genere empleo y oportunidades para los argentinos”, dice Miguel Braun, secretario de Comercio, en un artículo publicado ayer en La Nación. Y agrega: “El acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea sería un gran paso en ese camino”.

 

Según Braun, el acuerdo tendría tres grandes beneficios. Primero, “mejoraría el acceso al mercado europeo, un mercado de altos salarios y elevados estándares institucionales que representa 17% del PIB y 30% de las importaciones globales”. Segundo, “significaría una mejora institucional para nuestro bloque y un aumento de la previsibilidad de nuestras economías”. Y, en tercer lugar, y más importante, “el acuerdo fomentaría la atracción de inversión extranjera directa”.

 

Asimismo, Braun dice que “el acuerdo es ambicioso, pero tiene en cuenta la realidad argentina y los plazos necesarios para avanzar en la transformación económica que estamos promoviendo desde el Gobierno” y que “es igualmente gradual y paulatino”.

 

Sin embargo, el acuerdo (y las formas) reciben cada vez más cuestionamiento desde el sector privado, que avizora que es un acuerdo apurado (ante la necesidad de exhibir una victoria política en el frente externo), poco debatido con los actores relevantes y, por ende, con más perjuicios que beneficios para Argentina.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *