Brasil volverá a bajar la tasa de interés en mayo

En su reunión de marzo, llevó la tasa Selic de 6,75% anual a 6,50% y se haría una nueva baja de un cuarto de punto en su próximo encuentro previsto para los días 15 y 16 de mayo

 

El Comité de Política Monetaria del Banco Central de Brasil dejó abierta la puerta para hacer un nuevo recorte de la tasa de interés. En su reunión de marzo, llevó la tasa Selic de 6,75% anual a 6,50% y se haría una nueva baja de un cuarto de punto en su próximo encuentro previsto para los días 15 y 16 de mayo. En ese momento terminaría el ciclo bajista de las tasas que comenzó en 2016.

 

Según las actas de la última reunión difundidas esta semana, el titular del BC, Ilan Goldfajn, sostuvo que es necesario ir a una política monetaria más expansiva

 

La preocupación de la entidad monetaria es que al igual que el año pasado no se cumpla con la meta de inflación cuya tasa central es de 4,5% con un margen de tolerancia de 1,5 puntos para arriba o para abajo. Pero en 2017 el Indice de Precios al Consumidor Amplio no llegó siquiera al 3% y se quiere evitar que ese incumplimiento se repita este año. La tasa de inflación viene siendo menor a lo que espera el mercado y en el cumulado en los doce meses previos a febrero de este año acumuló 2,84%. Y el BC entiende que en este contexto “un estímulo monetario adicional mitigaría ese riesgo” pero no habría más cortes a la tasa luego de la de mayo.

 

En cuanto al nivel de actividad, se observa una recuperación consistente pero con estabilidad de precios, dado que existe mucha capacidad ociosa en varios sectores y una tasa de desempleo todavía alta.

 

El BC también destaca un escenario económico internacional favorable por el crecimiento sincronizado de casi todos los países. Pero no descarta la existencia de algunos riesgos asociados a una escalada de medidas proteccionistas. También pronostica que continuará la normalización gradual de las políticas monetarias de los países desarrollados aunque se advierte que ese cuadro puede alterarse si la tasa de inflación se acelera como consecuencia de la mayor actividad y el menor desempleo. De todas maneras, el Banco Central destaca que la fortaleza de la economía brasileña le permitirá absorber un eventual shock externo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *