El BCRA expandió la base en $ 87.000 M (que podrían ir a dólar)

El BCRA ofreció una tasa de 26,50% para las letras más cortas, pero la renovación fue apenas parcial

 

Por Mariano Cúparo Ortiz

 

El BCRA afrontó ayer el mayor vencimiento de Lebac de los últimos siete meses: vencían $ 526.197 millones. Fijó una tasa de 26,50% para la del plazo más corto y logró una renovación apenas parcial: terminó generando una expansión monetaria por $ 87.000 M, lo que implicó que la de marzo fue un poco menos expansiva que la licitación de febrero, que había generado una emisión de $ 94.855 M.

 

El comunicado de la licitación de marzo publicado ayer por el BCRA detalló: “Las propuestas alcanzaron un nivel de $ 459.094 M, adjudicándose $ 453.716 M, lo que implica la renovación parcial del vencimiento que era de $ 526.197 M y una baja en el stock en circulación por $ 72.481 M”. Eso implicó la contrapartida de $ 87.000 M, a la que se llega sumando los intereses.

 

El contexto

 

La licitación que enfrentaba ayer la autoridad monetaria y cambiaria era algo complicada. Además de ser la que más vencimientos presentaba en los últimos meses, se dio en un contexto en el que el mercado parece sospechar que el BCRA no tiene muchas posibilidades para subir la tasa de interés, por razones políticas que apuntan a la Jefatura de Gabinete.

 

Esa lectura del mercado, que tiene un anclaje concreto en la caída de los tipos de interés que se observó en lo que va de 2018 (aunque en términos reales ex ante la tasa sigue por encima de los 7 puntos), vino con la correspondiente presión sobre el dólar y con la ya conocida consecuencia de una inflación acelerándose, lo que en febrero se vio incluso en la núcleo, que pegó un salto desde el 1,5% de enero al 2,1% que informó el Indec en el último informe del IPC Nacional. Para colmo las expectativas inflacionarias medidas por la UTDT subieron a 29,2% para los próximos 12 meses (ver recuadro).

 

Presión verde

 

El vencimiento de ayer representaba el 48,8% de la base monetaria y su renovación apenas parcial dejó algunas preocupaciones entre analistas. Los $87.000 M que ahora quedaron dando vueltas por la calle podrían irse directamente a precios por la vía del consumo de bienes y servicios o podría irse a la compra de dólares. Eso le generaría al BCRA nuevas necesidades de salir a vender reservas, tal como lo viene haciendo.

 

El director de Eco Go y profesor de la maestría en finanzas de la UTDT, Federico Furiase, lo resumió así: “Los pesos que quedan dando vuelta seguirán fogoneando la presión cambiaria a estas tasas, obligando la intervención del BCRA para poner techo al dólar mientras se suben tarifas y se negocian salarios”. El director adjunto de Econviews, Miguel Zielonka, chicaneó en esa línea: “Con la decisión de tasas de hoy, mañana le sacan US$ 500 M al BCRA”.

 

Disciplinar

 

Por su parte, el analista financiero Christian Buteler no se mostró en desacuerdo con las intervenciones de Reconquista 266 en el mercado de cambios, pero sí señaló cierta preocupación por cómo le está costando disciplinar al precio de la divisa: “Hace meses que el BCRA no logra renovar el 100% de los vencimientos. Anteriormente lo cubría en el mercado secundario, subiendo tasa. Y terminaba retirando incluso más pesos que los inyectados originalmente. Ahora no es así. Y en este contexto es que no deja de bajar la tasa. Las expectativas suben, el dólar sube, la inflación sube y las tasas bajan”.

 

Ayer, tras la publicación del resultado, algunos analistas hablaron de baja de la tasa de interés por la comparación contra la ofrecida en la licitación de febrero, que fue de 26,75%. Muchos coinciden en que la comparación debe ser contra la del plazo de 30 días del mercado secundario, que en las últimas dos jornadas cerró a 26,35%.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *