Un aliado que está malhumorado (pero aún no cruzó de vereda)

En el sector en el que se autoincluyen la mayoría de los argentinos (la clase media), hay cierta decepción con algunas políticas del Gobierno

Macri - conferencia corrida crisis tarifas equipo económico Gran Acuerdo nacional ajuste gasto déficit fiscal

 

El mayor aporte a la coalición social que le dio el triunfo electoral a Cambiemos lo hizo la clase  media, y lo mismo ocurrió cada vez que triunfó una fuerza política no peronista.

 

Y en ese sector, en el cual se autoincluyen la mayoría de los argentinos, hay cierta decepción con algunas políticas del Gobierno y eso es lo que explica la caída de su imagen y el deterioro de las expectativas.

 

Por eso, Mauricio Macri  debe tener como objetivo recuperar el apoyo que tuvo hasta hace poco de los sectores medios que suelen ser políticamente volátiles y brindan y retiran apoyos con relativa facilidad.  Y están allí, aunque aún no cruzaron la vereda, esperando volver a tener razones para entusiasmare con el actual ciclo político. El mensaje de apertura de las sesiones ordinarias que pronunciará hoy el en el Congreso puede dar algunas señales al respecto.

 

Como en muchos otros países, en Argentina, en amplios sectores de la sociedad existe la sensación de que el Gobierno toma medidas que favorecen al 1% más rico de la población y que también atiende con políticas específicas medidas a los grupos sociales más vulnerables.

 

En el medio queda una amplia franja de la población que es la que hoy está inquieta. Es la que esperaba un descenso más significativo de la tasa de inflación y un ajuste menos brusco de las tarifas que pagan íntegramente  –a diferencia de los sectores más postergados– y que representan un parte relevante de sus ingresos –a diferencia de los que tienen más recursos–. Y las distintas cargas impositivas no se alivian.

 

Es el sector que juega con todas las reglas y al que se le devuelve poco. Es un sector con intereses difusos para el cual no hay medidas específicas y sólo se lo conquista a partir de políticas generales.  Por eso, la economía, que está atravesando un momento difícil según reconocen las propias autoridades, resulta clave. Para los otros segmentos sociales también, pero mientras los sectores populares tienen una visión crítica del Gobierno, la clase media es una aliada que hoy está malhumorada.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *