8-M: paro de mujeres y marcha multitudinaria

El Día Internacional de la Mujere tuvo su jornada de protesta en Buenos Aires y en las principales ciudad del país

 

El Día Internacional de la Mujere tuvo su jornada de protesta en Buenos Aires y en las principales ciudad del país. Multitudinaria, heterogénea, policlasista y con demandas diversas. Las más escuchadas estaban ligadas a condiciones laborales y salariales, la despenalización del aborto que se comenzará a discutir en el Congreso y contra los feminicidios. También se escucharon cánticos contra el Gobierno Nacional en la marcha que reunió a cientos de miles de mujeres que recorrió Avenida de Mayo y que tuvo a la 9 de Julio como centro.

 

Los pañuelos verdes fueron el símbolo de la jornada, que contó con la presencia de mujeres enroladas en ATE, la CTA Autónoma, la CTA de los Trabajadores, la CGT, la Corriente Federal en la CGT, CTEP, Barrios de Pie y algunas organizaciones políticas. Por la mañana, esas organizaciones ofrecieron una conferencia de prensa, en la que coincidieron en que la marcha constituye una expresión de “resistencia a la violencia económica del ajuste y a la desigualdad salarial” y una forma de “el rechazo a la reforma previsional, a los despidos, al techo a las paritarias, a los feminicidios y a los transtravesticidios”.

 

Desde el Gobierno, en tanto, la postura unívoca fue acoplarse a la protesta. De hecho, el presidente Mauricio Macri ratificó que enviará al Congreso un proyecto para que se cumpla con el “salario igualitario”, iniciativa que propone además la extensión de licencias por violencia de género, por maternidad y por fallecimiento de un hijo, entre otros casos. “No podemos permitir que una mujer gane menos que un hombre. No tiene sentido, no tiene explicación para aquellos que trabajamos día a día con ellas”, afirmó Macri en el Centro Metropolitano de Diseño, en el barrio de Barracas. “El salario igualitario tiene que ser una realidad en cada rincón del país”, agregó.

 

Desde la oposición, la expresidenta y senadora nacional Cristina Kirchner celebró el “proceso de cambio cultural que está construyendo el colectivo feminista”, pero evitó definir su postura respecto de la despenalización del aborto, que comenzará a ser debatido en el Congreso: buena parte del arco kirchnerista ya se pronunció a favor de la iniciativa. Con el hashtag #8M, la líder del bloque de senadores FPV-PJ vinculó el avance del movimiento feminista con su paso por la Casa Rosada al señalar que “ya nadie criticará a una mujer por decir Presidenta en lugar de Presidente, ni se burlará cuando se dirija a todos y a todas”. Y agregó: “Si lo hacen sabremos que son machistas”. En consonancia contra estos reclamos, el presidente del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas, alertó quer que si bien el 49% de los casi 20 mil empleados del Poder Judicial son mujeres, el porcentaje bajó 5% en los últimos dos años y que en las ternas de selección de magistrados sólo 30% son mujeres. En este sentido, comprometió a todos los funcionarios de la institución que preside y a los miembros del Congreso Nacional a “incluir la perspectiva de género, además de la idoneidad y la solvencia técnica para la designación de jueces”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *