Tasas privadas no siguen a la de política monetaria

El BCRA publicó el Informe Monetario de enero: aunque las tasas suben, los UVA siguen impulsando la mejora del crédito

 

La baja de las tasas de interés de política monetaria que encaró el BCRA tras la modificación de las metas de inflación para la interanual de diciembre (subió de un techo de 12% a uno de 15%) generó una baja en la que pagan los bancos para los depósitos (tasas pasivas) pero hubo una suba en las que cobran para los préstamos (tasas activas). El dato fue publicado ayer por el propio Banco en el Informe Monetario Mensual de enero. Los créditos UVA siguen creciendo: 9,9% en enero.

 

Movimientos dispares

 

El BCRA reseñó: “Las tasas de interés de los mercados de préstamos interfinancieros se movieron dentro del corredor de pases del BCRA, reduciéndose tras los cambios de la tasa de política monetaria. Las tasas de interés pasivas interrumpieron la trayectoria creciente que habían mostrado hasta fines del año pasado y, en particular, las pagadas por los depósitos de mayor monto, comenzaron a mostrar descensos”.

 

Y completó: “La tasa de interés cobrada por los documentos descontados siguió una evolución similar a las pasivas, mientras que las aplicadas sobre las financiaciones de mayor plazo mantuvieron la tendencia creciente que venían mostrando”.

 

Eso se dio en el contexto de baja de la tasa de interés de política monetaria, es decir la del centro del corredor de los pases a 7 días que el BCRA ofrece a las entidades financieras, en 150 puntos básicos (quedó en 27,25%) y que fue acompañada por una baja en las Lebac. Tal como afirmó la autoridad monetaria, “las tasas de interés de los mercados de préstamos interfinancieros se movieron dentro del corredor de pases del BCRA, reduciéndose tras los cambios de la tasa de política monetaria”. Pero esa dinámica no se trasladó de la misma forma a las tasas que los bancos ofrecieron a sus clientes.

 

Los créditos UVA crecieron 9,9% en enero

 

Las tasas

 

Así, según el Informe Monetario, las tasas pasivas dejaron de aumentar tras el movimiento de los niveles de tasas de Lebac una vez conocidos los cambios respecto a las metas de inflación. Inicialmente se mantuvieron relativamente estables y durante los últimos días de enero comenzaron a descender. Las mayoristas fueron las que mostraron bajas más sensibles: la TM20 estuvo 0,6 punto por debajo de diciembre. Y la Badlar cayó 0,3 punto respecto a diciembre. En el segmento minorista el cambio de tendencia fue menos drástico, la tasa de interés pagada por los depósitos a plazo fijo de hasta $ 100 mil y hasta 35 días promedió en el mes 20,9%, nivel similar al mes previo.

 

La mayoría de las tasas de interés activas, en cambio, continuaron aumentando durante las primeras semanas de enero y recién comenzaron a mostrar una incipiente estabilidad durante los últimos días del mes. La tasa de interés de los préstamos personales aumentaron 0,7 punto respecto a diciembre. En las líneas para financiar la actividad de las empresas, la tasa cobrada por los documentos a sola firma promedió un incremento de 1,4 puntos y la de los documentos descontados uno de 0,2 punto. Los personales ajustables por UVA subieron 1,7 puntos.

 

Arriba los préstamos

 

Con todo, los hipotecarios que ajustan por UVA crecieron 9,9% en enero y ya tienen una participación del 93% de los créditos de ese tipo. En términos nominales, los préstamos hipotecarios presentaron un incremento de 9,9% ($12.150 millones), acumulando en los últimos doce meses un crecimiento de 118,2%. “Cabe destacar que el financiamiento en UVA continúa acrecentando su participación sobre el total de préstamos a personas físicas, totalizando 93% del total en el último mes. Desde que se lanzó este instrumento, se han otorgado aproximadamente $65.800 millones de hipotecarios en UVA”, destacó el BCRA. Así, los préstamos al sector privado continuaron su tendencia creciente en términos reales y desestacionalizados. El total de préstamos, en pesos y moneda extranjera, exhibió un aumento mensual de 3%, mientras que los préstamos en moneda local crecieron 1,5%. En los últimos 12 meses, el total de préstamos en pesos y moneda extranjera acumuló un crecimiento de 26,6% en términos reales.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *