¿Se ven los resultados del Plan Belgrano?

La visión de los productores del NOA y NEA

Por Eliana Esnaola

 

Días atrás desde el Ministerio de Transporte anunciaron que el Gobierno concluyó la renovación de los primeros 400 kilómetros de vías de la línea Belgrano Cargas, el ferrocarril que une las provincias del noroeste argentino con la zona central del país. Las obras fueron ejecutadas por Trenes Argentinos Infraestructura, organismo dependiente del Ministerio de Transporte, en las provincias de Santa Fe, Chaco y Santiago del Estero.

 

Cabe aclarar que la recuperación de las vías del ferrocarril Belgrano Cargas se enmarca dentro del Plan Belgrano que conduce Carlos Vignolo, el programa integral de desarrollo social, productivo y de infraestructura, orientado al crecimiento y la igualdad de condiciones y oportunidades para reparar la deuda histórica con diez provincias del norte. El plan que puso en marcha el presidente Mauricio Macri al iniciar su mandato va más allá de la línea Belgrano Cargas y, entre sus objetivos, se planteó desarrollar el aspecto social, la vivienda y el hábitat; potenciar la infraestructura, la logística y el transporte; fortalecer las economías regionales y, además, luchar contra el narcotráfico.

 

A dos años de su creación, El Economista dialogó con productores del norte argentino para conocer la mirada de los beneficiarios y principalmente los resultados.

 

Según como se mire

 

Augusto Battig es miembro de la comisión directiva de la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor), y al ser consultado sobre el avance del plan, resaltó: “En Tucumán se hizo una obra monstruosa en el aeropuerto que ha facilitado mucho la exportación de fruta fresca y, por otro lado, ya recibimos vuelos internacionales, lo cual había dejado de ser posible por las carencias del aeropuerto”. Para los productores del norte argentino el flete tiene un peso importante en la actividad agropecuaria y el Belgrano Cargas podría ser una herramienta para aliviarlo. Tan es así que Battig subrayó: “Si bien el volumen de la producción del NOA representa un porcentaje mínimo a nivel nacional, para nosotros es muy importante el tema de flete, dado que estamos a más de 1.000 km del puerto y el flete se lleva 45% del costo de producción. El Belgrano Cargas abarataría mucho los costos”.

 

Por su parte, Roberto Palomo, prosecretario de Apronor y productor de granos, en sintonía con Battig, también se refirió al costo del flete e indicó que ahora se está transportando alrededor del 12% en ferrocarril y el resto en camión. En tanto, Battig reconoció que el Gobierno está trabajando y tiene esperanzas de que que va a cumplir con sus objetivos. Sin embargo, aclaró: “No sé si en los plazos que tenían pensado, sabemos que hay un compromiso, pero lamentablemente uno trasmite lo que ve y al día de hoy no se ha puesto nada de vía”. En este sentido, desde la cartera que conduce Guillermo Dietrich precisaron mediante un comunicado que “ya se encuentran instalados los obradores en Salta para el comienzo de la etapa dos de la renovación del Belgrano Cargas, y se espera la adjudicación de la etapa tres en los próximos días”. La tercera etapa es la que beneficiaría a la provincia de Tucumán.

 

Reintegros y economías regionales

 

Según informó Agroindustria, a principios de febrero se terminaron de transferir los fondos aprobados por la cartera que conduce Luis Etchevehere para efectivizar el reintegro del 5% por tonelada de soja comprendidas dentro del Programa Estímulo Agrícola Plan Belgrano. De esta manera, a partir de 2018, las diez provincias se suman al descuento en las retenciones a la oleaginosa a nivel nacional. En este sentido, Battig comentó que “más del 95% ya tiene casi el reintegro del 100% y podemos decir que ya se ha cumplido, aunque no a tiempo”. En tanto, Palomo aseguró: “Lo que se ha visto plasmado es la quita de las retenciones a los productos de todas las economías regionales desde el primer día del Gobierno”. No obstante, resaltó que las economías regionales la vienen peleando y que están complicadas. En sintonía con las economías regionales, Palomo citó como ejemplo la situación de la caña de azúcar que a su juicio recibió un importante empuje, dado que el Gobierno de Macri elevó de 10% a 12% el corte de bioetanol en los combustibles. “Antes solo se destinaba para la producción de azúcar, hoy también se utiliza para el alcohol, eso le da una salida que ha permitido un gran crecimiento en la producción de caña de azúcar y no tenemos el problema que tuvimos en 2015 que estaba saturado el mercado de azúcar, se caía el precio y el productor se quedaba sin rentabilidad”, precisó el productor norteño.

 

Para Palomo, el Plan Belgrano generó muchas expectativas en el norte argentino. “Es el primer Gobierno que reconoce las asimetrías que tenemos en nuestro país, pero en la provincia que menos se ven los resultados es en Tucumán, y creo que es porque no se pueden poner de acuerdo los Gobiernos que son de diferentes partidos”, analizó.

 

Con una mirada más preocupada y pesimista, Enrique Santos, productor ganadero y presidente de la Sociedad Rural de Chaco, consideró que su provincia es la que menos beneficios ha recibido hasta el momento. “Obras prácticamente no vemos y, por lo tanto, no hay resultados. Lo que sí vemos son anuncios en el diario que se reúnen con el Gobierno provincial, pero evidentemente no pasa nada”. Santos se mostró muy decepcionado y solicitó: “Esperamos que nos miren, tenemos un montón de problemas que no los ven en Buenos Aires y estamos muy preocupados hacia donde vamos, porque tenemos precios totalmente estancados en la hacienda, y los medianos productores se están cayendo”.

 

Desigualdad

 

Las provincias del NEA y NOA están en las mismas condiciones que el resto en relación a la quita gradual de las retenciones. En este sentido, Battig, comparó: “Sin embargo, hay diferencias porque los productores de la zona núcleo tienen su mercadería a 150 o 200 km del puerto y por lo tanto tiene un costo de movilización de su materia prima mucho más barato que el nuestro, y además esa zona goza de condiciones agroclimáticas mucho más favorables que nosotros”. Por su parte, Santos no pudo evitarlo y también se refirió a las diferencias que existen entre la zona núcleo y las provincias del norte, especialmente en lo que se refiere a los costos del combustible. “En Chaco cuesta entre $ 33 y $ 34. Cuando se habla de federalismo y república, vemos que en la pampa húmeda el gasoil tiene un valor de $25. Así, es muy difícil competir. Queremos competir en calidad y en cantidad”. Por último, el titular de la Sociedad Rural de Chaco, aseguró que “soplan nuevos vientos en Argentina a los cuales apoyamos pero vemos que cada vez que nos quejamos de algo siempre salen con la retórica de que queremos volver al pasado y no queremos volver al pasado, queremos que nos tengan en cuenta”.

 

Peña y el primer encuentro

 

En este contexto, para mañana martes, el jefe de gabinete Marcos Peña convocó a participar del primer Encuentro Regional del Norte en Salta, en el marco del Plan Belgrano, para debatir la construcción de consensos estratégicos que permitan resolver los problemas estructurales de la región e impulsar el crecimiento de las provincias del norte en un contexto más equitativo y transparente.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *