¿El REM puede perder relevancia?

La nueva encuesta del BCRA reflejará el salto en las expectativas de inflación que no fueron captadas en la compulsa anterior

BCRA dólar REM tasas Lebac 100%

 

Después de una poca representativa encuesta el mes pasado, este viernes el Banco Central presentará su último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) donde quedará plasmado el cambio de expectativas del mercado con respecto a la inflación, el crecimiento y el valor del dólar. De hecho, las consultoras y los bancos tenían tiempo hasta el miércoles para enviar sus nuevos pronósticos. Se espera que los participantes hayan aumentado considerablemente sus estimaciones con el IPC de este año. El consenso, dato que se conocerá oficialmente el viernes, estaría marcando una inflación a diciembre en torno al 19%19,5% para el cierre de 2018.

 

Así se desprende de las últimas actualizaciones que las principales entidades hicieron después del cambio en la meta,  algo que no se vio reflejado en el REM publicado en los primeros días de enero. Sucede que los participantes habían enviado sus pronósticos días antes de que se conociera, el 28 de diciembre, que el Gobierno relajaría sus metas de inflación para llevarlas al 15% anual este año. Esto hizo que esa modificación no se viera en ese REM, que de todas formas había marcado un alza desde 16,6% hasta 17,4% para fines de este año.

 

La mayoría de las consultoras ya anticiparon que esperan una tasa de inflación más alta en 2018

 

Según un relevamiento de la agencia Bloomberg, por ejemplo, cuatro de los analistas que responden la encuesta aumentaron la proyección 100 puntos básicos desde 18,7% hasta 19,7%. Por ejemplo, BTG Pactual ajustó las  proyecciones del 18,5% de principios de enero al 19,5% actual. Barclays las corrigió de 18% a 19,5%; Bank of America las subió del 19,5% al 20% mientras que Arriazu Macroanalistas las elevó 100 puntos básicos, hasta 19,70%. Hay que tener en cuenta que en total son 56 los analistas que responden la encuesta del Banco Central. “Veremos qué reporta el próximo REM, pero nosotros proyectamos una inflación de 19% en los próximos doce meses”, dijo Federico Muñoz, de la consultora homónima. “Nos encaminamos a otro año de alrededor de 20 puntos de inflación”, coinciden desde la consultora Analytica.

 

La pregunta es qué hará Federico Sturzenegger con estos datos. Antes de la intervención oficial en el Central, el número uno de la entidad decía que tomaba muy en cuenta lo que reflejara el REM porque eso mostraba las expectativas del mercado (que había que doblegar). Ese slogan quedaba por escrito en los comunicados de política monetaria. Claro que el cambio de la meta y la baja de tasas, sin que haya algún argumento económico sino completamente político, podría enterrar el uso del REM como predictor del ánimo del mercado. ¿Qué sentido tendría si el BCRA hace oídos sordos a lo que pronostican los bancos y consultoras? El riesgo, más que ninguna  otra cosa, es que la encuesta se vacíe de contenido. O sea, que pierda la relevancia que tanto le dio el Central desde que la reflotó al llegar la nueva cúpula con Sturzenegger a la cabeza.

 

No sólo los participantes de la encuesta oficial aumentarán sus estimaciones sobre el inflación, sino que seguramente recortarán los vaticinios con respecto a la tasa de interés. Actualmente, el mercado cree que el Central se animará a bajar las tasas a tal punto que las llevará a fin de año en torno al 21% desde el 27,25% actual. Habrá que ver, por último, cómo valuarán los cambios de las metas en el crecimiento del PIB (seguramente al alza o por lo menos estable) y en el dólar. Este último ítem está por verse. En el Gobierno creen que la reciente suba no se podrá mantener demasiado tiempo porque empezará a entrar, en marzo o abril, más dólares por la liquidación de cosecha. A eso se le suma los dólares financieros que ingresan para apostar por las tasas y las divisas por las emisiones de deuda en el exterior. El mercado cambiario tiene una tendencia a apreciar la moneda (en términos reales) más allá de los esporádicos saltos que reacomoden el tipo de cambio.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *