La recaudación tributaria volvió a tener un buen desempeño en enero

La AFIP publicó los números de enero que, sin tomar en cuenta al blanqueo, mostraron un crecimiento de 2,3% en términos reales

 

 Por Mariano Cúparo Ortiz

 

Dos datos: 1. La recaudación tributaria subió 23,9% en enero, lo que en términos reales implica una caída de 1,4% contra el mismo mes del 2017 y 2. Si no se tiene en cuenta el aporte que le hizo el blanqueo a aquel primer mes del año pasado, la mejora fue de 28,6% y en ese caso quedó por encima de la inflación, lo que implica una mejora real de 2,3%. El primero de los datos muestra lo que ocurrió efectivamente con los ingresos y el segundo permite evaluar la dinámica de la recaudación dejando afuera un dato extraordinario y que, como tal, no volverá a ocurrir: el blanqueo.

 

Con y sin blanqueo

 

La AFIP presentó los datos de esa manera: en primera instancia el 28,6% que dejó de lado al blanqueo y luego en 23,9% que lo incluyó. Eso despertó alguna crítica. El director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, afirmó: “Soy el primero en decir que para tener una idea realista de la marcha de la recaudación hay que mirar el número sin blanqueo (sin extraordinarios). Pero así como eso es válido ahora, lo era también hace doce meses, cuando muchos se enojaban cuando uno lo señalaba”.

 

 

Y es que en enero del año pasado, cuando presentó los datos de la recaudación de enero, la AFIP no hizo lo mismo. En aquel caso la mejora registrada incluía la ayuda que brindaba el sinceramiento fiscal y sólo el análisis posterior de los economistas permitía señalar la diferencia y el reparo: que cuando no hubiera blanqueo ocurriría una baja de la recaudación como la que se registró ayer.

 

Buen desempeño

 

Los datos de la recaudación tributaria de enero fueron presentados ayer, como cada primer día hábil de cada mes, por el director ejecutivo de AFIP, Alberto Abad, en conferencia de prensa. Ahí celebró: “Hemos tenido un buen resultado en el comienzo del año, con un gran aporte del IVA, el sistema de Seguridad Social, y en menor medida, el sector externo”. Y agregó: “El mayor nivel de actividad interna se vio reflejado en un crecimiento del 29,1% de los aportes de la Seguridad Social, para sumar casi $ 85.000 millones”. Esa mejora de los aportes de la Seguridad Social implicó un incremento real de 2,7% contra enero del 2017, según el cálculo que publicó ayer, en un informe, el Consejo de Ciencias Económicas de la CABA. Además, el Consejo lanzó algunos elogios frente al buen desempeño interanual que viene encadenando AFIP en los últimos meses: “Se consolidó un crecimiento de la recaudación en términos reales, producto del notable desempeño de los últimos 6 meses, lo que resulta favorable tanto para el Gobierno nacional como para las provincias (porque se incluyen recursos coparticipables)”.

 

 

 

Componentes

 

Por su parte, el aporte del IVA, que “fue el tributo que mayor tasa de variación interanual registró y logró recuperar su desempeño preponderante en la recaudación”, tal como destacó el Consejo en su informe, implicó un incremento de 45,1% en general y de 36,8% en el impositivo. En términos reales eso significó sendas mejoras de 16% y 8,8%. Por el lado del IVA aduanero se dio “un desempeño más alentador que el que venía registrando dado que evidenció un crecimiento interanual del 63,1%”, según el Consejo. Eso implicó un crecimiento real de 29,8%.

 

 

No todos los componentes que reflejan los niveles de actividad también dieron mejoras contra enero de 2017. Si bien el impuesto al cheque recaudó 23,7% por encima en términos nominales, dio -1,6% real. Otro que dio baja fue Ganancias con una de 10,5% en términos reales.

 

Bastante más abultado fue el rojo de los Derechos de exportación, que dieron una caída de 52,5% real (y de 40,3% nominal). El Consejo detalló al respecto: “Los derechos de exportación evidenciaron nuevamente un magro desempeño comparado con el de enero de 2017. La reducción parcial en la alícuota de las retenciones y el hecho de que los productores agrícolas no estén liquidando mercadería hacia el mercado externo de manera importante lo explican”. Los de importación, en cambio, dieron una mejora de 62,3% nominal  y de 29,1% real.

 

Caamaño Gómez hizo un análisis de los datos presentados ayer por Abad para enero: “El número de IVA DGI sugiere que la demanda interna siguió bien dinámica. Créditos y débitos te reacomoda hacia abajo esa expectativa para el PIB. Los Derechos de exportación no alimentan buenas vibras por el lado de las exportaciones. Los Derechos de importación e IVA DGA muestran que las importaciones siguieron muy dinámicas. Todo esto, leyendo la recaudación en clave de proxy de la actividad”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *