Primer intento peronista de avanzar hacia la unidad

Referentes del PJ se reunieron ayer con el objetivo de construir un espacio amplio con el cual enfrentar a Cambiemos en 2019

 

“El único límite es Cambiemos” fue el slogan que juntó ayer a dirigentes de distinto orden de los principales espacios que representan hoy al peronismo con el objetivo de dar el “puntapié inicial” para la construcción de un frente unido y competitivo con miras a las elecciones presidenciales del 2019. Con dosis altas de voluntarismo pero con muchas coincidencias en la crítica al Gobierno Nacional, el evento juntó a intendentes, diputados nacionales y provinciales. Los gobernadores fueron los grandes ausentes pero los protagonistas confían en que, con el correr del tiempo, se irán sumando.

 

Siete dirigentes que en las últimas elecciones participaron en tres espacios distintos abrieron el “Encuentro por la Unidad” que se llevó a cabo en la Universidad Metropolitana para la Educación el Trabajo (UMET), en el centro porteño. Víctor Santa María (PJ porteño), Daniel Filmus (diputado FpV-PJ), Daniel Arroyo (diputado Frente Renovador), Alberto Fernández (exjefe de Campaña de Florencio Randazzo), Fernando “ Chino” Navarro (dirigente del Movimiento Evita), Felipe Solá (diputado Frente Renovador) y Agustín Rossi (jefe del bloque de Diputados del FpV-PJ), arengaron con fuertes mensajes contra el presidente Mauricio Macri y convocando a confluir entre todos los sectores peronistas a los cientos de personas que colmaron el teatro del edificio.

 

Participaron dirigentes del PJ dialoguista, del kirchnerismo y del Frente Renovador

 

En la primera fila escuchaban los intendentes del PJ bonaerense, con la presencia de Gustavo Menéndez, el titular del PJ nacional, José Luis Gioja y diputados del FpV-PJ. El kirchnerismo fue mayoría en el evento. Hubo fuerte presencia de parte de las figuras que acompañaron a Randazzo el pasado octubre. Solá y Arroyo fueron los únicos asistentes por el Frente Renovador.

 

Definiciones

 

“El éxito está en cómo conjugar los diferentes matices, teniendo como único límite a Mauricio Macri”, sintetizó el fin del encuentro Rossi, el más aplaudido entre los dirigentes presentes, que luego pidió “no sobredimensionar el encuentro pero tampoco subestimarlo”. “Es una foto que nadie se hubiese imaginado hace cinco meses”, agregó. Más entusiasta, Gioja se animó a hablar del inicio de “una avenida ancha con muchos andariveles” que en caso de que no lleguen unificados al 2019, deberán necesariamente participar de unas PASO. Fue Felipe Solá el que mencionó el concepto de “puntapié inicial”, para el que pidió evitar “ponerse celosos”. El diputado renovador –cada vez más distanciado de Sergio Massa– anticipó que el 2018 será un año “de protesta” y pidió aprovechar “las oportunidades” que Macri, “sin querer”, les da para unirse.

 

No participó ninguna de  las figuras que encabezan cada uno de los espacios que participaron de la charla. Y sus representantes aseguraron que aún no hay diálogo entre ellos. Pero también fue un ejercicio de presión hacia estos dirigentes, llámense Cristina Kirchner, Randazzo o Sergio Massa. Asimismo, se esquivaron las menciones sobre candidaturas. En parte, porque reconocen que será el desafío más difícil de esta cruzada.

 

La mayoría sostiene que los gobernadores son jugadores fundamentales en este camino hacia el 2019. Pero no hubo presencia por parte de los mandatarios. Solo hubo un gesto de acompañamiento por parte del sanjuanino Sergio Uñac, que de a poco se aleja de los gobernadores “dialoguistas” y se acerca a la oposición más dura.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *