Números cruzados en la industria

La consultora Orlando Ferreres & Asociados calculó un aumento de 2,8% de la producción industrial en enero pero Fiel estimó una caída de 0,6%

Economía polar: la industria y la construcción, en baja durante julio

 

La producción industrial mantiene sus interrogantes. Por lo menos, hasta que las zanje el EMI del Indec, que recién se publicará el próximo miércoles. Según el Indice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, la industria, en la comparación de enero 2018 con el mismo mes del año anterior, cayó 0,6% mientras que para la consultora Orlando Ferreres y Asociados (OJF) el mismo número trepó 2,8%.

 

Fiel estima que la industria creció 1,8% en 2017, pero de enero de 2018 a diciembre de 2017 se produjo una caída de 1,1% desestacionalizada. En 2017, el ranking de crecimiento sectorial para Fiel lo encabezaron la producción de minerales no metálicos (9,5%) y la siderurgia (9%). La producción de insumos químicos y plásticos (4,3%) se ubicó por encima del promedio de las industria mientras que la producción metalmecánica (1,1%) y la de cigarrillos (0,2%) mostraron un ligero avance.

 

Los restantes sectores industriales, según Fiel, registraron en el 2017 una caída de su producción. La mayor contracción la registró el proceso de petróleo (2,4%), seguido de la producción de insumos textiles (1,1%), alimentos y bebidas (0,8%), papel y celulosa (0,6%) y la producción automotriz (0,5%).

 

El EMI del Indec recién se publicará el próximo miércoles

 

Por el contrario, Ferreres informó que la medición desestacionalizada (enero versus diciembre) arrojó un alza de 1,1%. No obstante, la consultora aclaró: “Debe tenerse en consideración que los resultados de los primeros meses de cada año deben relativizarse, dado que en los diferentes segmentos de la actividad suelen realizarse paradas técnicas de planta (que no suelen ser homogéneas al interior de cada industria), afectando la valoración del resultado”.

 

De esta manera, aclaran desde Ferreres que la caída en la producción de automóviles y el procesamiento de granos (siendo estos los dos segmentos de mayor preponderancia en el agregado) condicionaron al indicador. En sentido opuesto, vale resaltar los desempeños verificados en los rubros de minerales no metálicos y metálicas básicas, los cuales reportaron alzas superiores al 15% interanual. “Para el año en curso, las perspectivas de los sectores ligados a la construcción son alentadoras, y se espera que la recuperación de la economía brasileña impacte positivamente”, concluyó la consultora.

 

Para Fiel, los resultados son alarmantes ya que la recuperación de la actividad ha perdido dinámica y difusión sectorial. “En perspectiva para los próximos meses, los sectores líderes en 2017–minerales no metálicos y siderurgia– volverán a mostrar un buen ritmo de crecimiento aunque más moderado que en 2017. Los restantes sectores intermedios avanzarán al ritmo global de la industria y al paso de la consolidación de la recuperación en Brasil. Los sectores productores de bienes de consumo, en especial no durables, tendrán un crecimiento amesetado por el deterioro del ingreso real en el primer semestre. Con todo, el crecimiento poco dinámico de la actividad industrial se prolongará en los próximos meses”, concluyó.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *