En enero cayó la producción de automotores 18,3%

El desplome del sector automotriz obedece a una merma de los días trabajados en las automotrices en enero de 2018 comparado con el mismo mes de 2017

 

Por Juan Manuel Antonietta 

 

La Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) informó ayer por la tarde, que la producción de vehículos nacionales fue de 21.858 unidades en el primer mes del año, 34,3% menor respecto de diciembre anterior y 18,3 % menor en la comparativa el desempeño del mismo mes del año pasado. Sin embargo, en la mayoría de las terminales sólo se trabajo diez días en enero frente a catorce que habían trabajado en 2017.

 

El dato positivo provino del lado de las exportaciones que alcanzaron los 10.409 vehículos, es decir, un 6,7 % por sobre el volumen de 9.754 unidades registradas en enero de 2017 (aunque 42,8% menos que en diciembre).

 

En las ventas mayoristas, el sector comercializó a la red de concesionarios  64.452  unidades, volumen que se ubicó 28,6 % por  debajo del mes anterior, y avanzó 22 % en su comparación con el desempeño de enero del año pasado. No obstante, las entregas de vehículos nacionales a las comercializadoras de autos cayó un 7,7%.

 

 

Un mes especial

 

Adefa señaló que la industria automotriz mostró características inherentes a las habituales de un primer mes de año. En enero, las fábricas suelen tener paradas programadas extendidas por  vacaciones y  adecuaciones por la incorporación de nuevos modelos.

 

El titular de Adefa, Luis Fernando Peláez Gamboa, destacó: “Más allá de los volúmenes registrados, producto de la estacionalidad y el trabajo que se viene realizando puertas adentro en varias plantas para afrontar los lanzamientos industriales anunciados, las proyecciones para el año se mantienen de acuerdo a lo que adelantamos semanas atrás”.

 

Desde la asociación empresaria señalaron que “en este enero 2018, la mayoría de las terminales automotrices (siete) optaron por tomar el receso  estival el primer mes del año mientras que el año pasado fueron cinco firmas las que siguieron este camino en enero”.

 

Sobre la realidad del sector, Matías Rajnerman, Coordinador de Análisis Económico de Ecolatina, señaló: “Lamentablemente, el buen desempeño de los patentamientos no se tradujo al mercado productivo. Consecuencia de las mayores importaciones (en 2017, el share de los vehículos importados fue récord) y un consumo interno que pareciera haber desacelerado su ritmo de crecimiento, la fabricación cayó en el último mes”.

 

Martín Alfie, economista jefe de la consultora Radar, indicó: “La industria automotriz arrancó el año mostrando los mismos problemas que viene arrastrando en los últimos dos años: un mercado interno en el cual los importados siguen ganando terreno (representaron el 74% de las ventas) y un mercado externo que no llega a compensar”. Alfie agregó que “si bien es cierto que la industria automotriz está en un proceso de reconversión y especialización en pick-ups y SUV, la laxitud en el intercambio administrado con Brasil generó un fuerte desequilibrio macroeconómico” y aclaró que “el déficit comercial de vehículos livianos terminados fue de US$ 5.600 millones”.

 

No obstante, Rajnerman explicó que si tomamos los días hábiles para el sector (hubo paradas de planta, vacaciones e innovaciones en las líneas de producción), se observó un avance en las cantidades producidas durante el primer mes del año: “de un promedio de 1.910 autos por día hábil fabricados en enero 2017, se pasó a una media de 2.186 en 2018 (14.3% más)”, señaló.

 

El economista de Ecolatina matizó los resultados: “Hay que tomar con pinzas estos números: la diferencia de días hábiles obedeció a vacaciones y paradas de planta, que suelen tener lugar, justamente, en épocas de demanda acotada, buscando ponerse a punto para cuando los pedidos repunten, del mismo modo que la incorporación de nuevos modelos” .

 

Las perspectivas Peláez Gamboa dijo: “Las mejoras que proyectamos en nuestros programas de producción y exportación vienen impulsadas por los importantes lanzamientos de productos nacionales  y el aumento de volumen, resultado de los planes de inversión permanentes que se ejecutan. El crecimiento del mercado interno y fundamentalmente una destacada mejora en Brasil, junto al impulso que viene brindando la diversificación de los mercados de extrazona, esperamos que lleven a un fuerte crecimiento de las exportaciones y de la producción”, agregó el presidente de la entidad.

 

Desde la consultora de Miguel Kiguel, Econviews, esperan que el crecimiento de la industria automotriz aporte medio punto al crecimiento del PIB de este año. “La producción automotriz crecería cerca del 20%, sobre todo de la mano de una fuerte suba de 43% en las exportaciones”, señaló la consultora.

 

De esta manera señalan que las exportaciones podrían llegar a los US$ 8.300 millones. De todas formas, no es de esperar que este aumento de las exportaciones genere un alivio al déficit comercial. Todo lo contrario, dado el fuerte componente importado, el aumento de la producción probablemente continué acentuando el rojo de la balanza, pero permitirá exportar trabajo argentino.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *