El dólar a fin de año ya se vende a $ 23,65

Los contratos de dólar futuro ya están muy por encima de los pronósticos para fines de 2018 de las consultoras y bancos

dolar inflacion dispara

 

Los contratos de dólar futuro ya están muy por encima de los pronósticos de las consultoras y bancos para el año. En el Rofex, el mercado de Rosario en el que más caudal de negocios se opera, el billete para diciembre de este año está en $ 23,65. Esto es bastante más que el $ 21,77 que marcó el último estudio de FocusEconomics, de mediados de este mes. También está más arriba que el REM que publicó el BCRA, que están en $ 21,90. Esto quiere decir que los que ponen el dinero sobre la mesa, o sea los que deben cubrirse contra una devaluación mayor del peso, están más intranquilos que las consultoras, que vaticinan un dólar algo más moderado.

 

En la jornada del martes, el dólar mayorista cerró a $ 20,20, el mismo registro del final del lunes. Hubo mucha volatilidad que se evidencia en los precios máximo y mínimos. Llegó a estar en $ 20,28 pero también tuvo un piso de $ 20,11, cosas que marcan la amplitud del recorrido del tipo de cambio. “La divisa norteamericana operó con volatilidad y cambios de tendencia en otra rueda influida por el cierre de febrero”, indicó Gustavo Quintana, de PR Cambios. El volumen operado en el segmento de contado US$ 720,87 millones.

 

Mientras que el  dólar minorista operó con una leve alza de un centavo, ya que se negoció a $ 20,49 promedio según surge de la habitual encuesta que realiza el BCRA entre bancos y casas de cambios de la city. Este martes el precio en bancos llegó a ofrecerse a un máximo de $ 20,60 (Galicia) seguido por los $ 20,55 del ICBC. El dólar en el mercado marginal terminó subiendo y se vendió a $ 20,28 para la compra en las “cuevas” del microcentro porteño.

 

Los que deben cubrirse contra una devaluación mayor del peso, están más intranquilos que las consultoras

 

Lo que hay detrás de la suba del dólar no es sólo los movimientos típicos de cobertura a fin de mes, sino que hay cuestiones que empiezan a plantear que quizás este año el dólar no sea tan perdedor como algunos creían. Sucede que el Gobierno quiso más devaluación este año para mejorar el tipo de cambio real pero, la inflación no está bajando tal como pensaban. Por eso, la mejora es virtual si los precios no ceden más de la cuenta. De todas formas, hay satisfacción en el Gobierno por el reacomodamiento del billete.

 

Habrá que ver si las presiones hacia la apreciación del billete vuelven después de que Reconquista 266 mantuviera por segunda vez seguida las tasas en 27,25%. Esta vez admitió mayor preocupación por la inflación. “Los indicadores de alta frecuencia monitoreados por la autoridad monetaria sugieren que la inflación de febrero, tanto el nivel general como el componente núcleo, se ubican por encima de los valores de enero y del último trimestre de 2017”, dijo en su comunicado.

 

“El BCRA extremará la cautela, aguardando señales de desinflación compatibles con el sendero buscado antes de relajar su política monetaria”, añadió. Esto podría ponerle un piso a la suba del dólar o, quizás, ayudar a que vuelva cierta tendencia a la baja, aunque sea momentánea. La película también se jugará con las tasas en el exterior y el ingreso (o no tanto) de capitales a Argentina.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *