El dólar se disparó a $ 20,48 en la previa de la decisión de tasas del BCRA

Las especulaciones acerca de lo que hará mañana el BCRA y las coberturas de fin de mes también hicieron saltar al mayorista, que alcanzó los $ 20,20

Ante la presión externa, el dólar mayorista rebotó a $37,25 pero el minorista quedó en $38,17

 

El dólar se disparó al inicio de la semana financiera, y atento a dos temas rutilantes para el vaivén del mercado cambiario: las especulaciones acerca de lo que hará mañana el BCRA con las tasas de interés, y las coberturas que típicamente se hacen sobre el final del mes. Estas dos cuestiones influyeron en el ánimo de los inversores y determinaron una fuerte suba del billete que alcanzó un nuevo récord histórico.

 

La divisa en el mercado minorista trepó 21 centavos y se terminó pagando en las pizarras de los bancos a $ 20,481. Sin embargo, se llegó a pagar hasta $ 20,55 en el ICBC y en el Banco Galicia, siendo éstos dos los más caros de la city según el relevamiento que realiza la autoridad monetaria. Desde el otro lado del mostrador, los menores precios correspondieron, como suele suceder, a la banca pública con el Ciudad y el Nación a la cabeza ($ 20,40 y $ 20,42 respectivamente).

 

En el segmento marginal del dólar, los precios que se vieron mostraron otra vez cotizaciones más bajas que los valores oficiales. El “blue” de terminó vendiendo en $ 20,15, bastante menos que lo que se observó en los bancos. “Está devaluado el mercado informal, muy poco volumen y eso termina deprimiendo los precios”, indicó una fuente.

 

En el mercado mayorista, donde operan bancos y grandes empresas, el billete también se disparó y terminó con una importante suba en el primer día de la semana. Cerró a $ 20,10/$ 20,20, compra y venta respectivamente, veintidós centavos arriba del final del viernes pasado.

 

“Escasez de oferta sobre el final y exceso de demanda potenciaron una suba del tipo de cambio, que ayer subió en una rueda todo lo que subió la semana pasada”, indicó Gustavo Quintana, operador de PR Cambios. “Por primera vez en mucho tiempo, las pantallas no exhiben sobre el cierre posturas de venta en el mercado mayorista del dólar”, agregó el cambista.

 

Otra cuestión evalúa el mercado es que la sequía afecte la liquidación de la cosecha este año, y eso complique el caudal de dólares que ingresa al mercado de cambios

 

El volumen operado en el segmento de contado fue de US$ 718 millones y en futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) se hicieron tan solo US$ 2 millones. “La proximidad del cierre de febrero pudo haber influido para potenciar la demanda de dólares en una plaza que sobre el final careció de la oferta suficiente”, remarcó Quintana. En la misma línea, desde ABC Mercado de Cambios afirmaron que “la demanda por coberturas de fin de mes y la poca oferta en el mercado, hizo que el dólar suba”.

 

Hay una incógnita en el mercado con respecto a lo que hará el martes del Central. Según una encuesta de Bloomberg entre 30 operadores, consultoras y bancos, es unánime la idea de que mantendrán las tasas de los pases en 27,25%. Pero, debido a que las tasas de las Lebac de corto plazo están en 26,50%, algunos creen que el Central podría intentar “equiparar” ambas cotizantes.

 

Quienes piensan que priorizará la elevada inflación, que se encamina a 2,5% en febrero, vaticinan que el BCRA no tiene margen para hacer si quiera una baja simbólica de tasas.

 

Otra cuestión que también está empezando a pesar en el mercado es la perspectiva de que la liquidación de la cosecha este año no sea tan abundante como se creía, y que eso complique el caudal de dólares que ingresa al mercado de cambios.

 

“La prolongada sequía que afecta a gran parte de la zona agrícola implicó un fuerte recorte en las estimaciones de la actual campaña. Los cultivos más afectados y con mayor relevancia en términos económicos son la soja y el maíz, tanto por su peso específico en la producción (representaron el 75% de la campaña 2016/2017) como por la etapa del ciclo en el que se encuentran”, señaló un informe de la consultora LCG.

 

En el mercado calculan que habrá alrededor de US$ 3.500 millones menos de oferta de divisas debido a esto. El dato, si bien no será tan preocupante en un mercado donde “sobran” los dólares financieros, genera cierto estrés de corto plazo que podría influir en la menor liquidación de divisas.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *