El consumo masivo arrancó a la baja por tercer año consecutivo

Según un informe de Kantar Worldpanel, en enero cayó 2% interanual y acumula una contracción del 10% contra el mismo mes de 2015

 

El consumo masivo registró una contracción del 2% en enero pasado con respecto al mismo mes del año anterior. Así, revirtió la tendencia de crecimiento que se había registrado en los últimos meses de 2017, según se desprende del Termómetro del Consumo, un análisis que realiza mensualmente la consultora Kantar Worldpanel.

 

“Después de tres meses de crecimiento y uno de estabilidad, los últimos anuncios y caída de las expectativas impactaron en los resultados de enero, y muestran que la canasta de consumo masivo va a tener un año desafiante”, explicó Federico Filipponi, director comercial de la consultora en Argentina.

 

 

Este es el tercer enero consecutivo con arranque negativo para el consumo masivo. Si se compara este último enero con el mismo periodo de 2015, la canasta se contrajo 10% en volumen.

 

Por sectores

 

La caída de la canasta de enero tuvo como foco el nivel socio económico Bajo superior -que representa un tercio de la población argentina-, donde el consumo se redujo 11% en volumen, debido a una menor cantidad de viajes al punto de compra. “La evolución de este grupo tiene un impacto directo en el total de la canasta. Estos hogares fueron históricamente el motor de crecimiento y tuvieron un nivel de consumo similar a los niveles altos y medios. Incrementos en tarifas en servicios y transporte, inflación en ascenso, y paritarias todavía lejanas y sin claridad sobre ganarle a la inflación impactan directo en las posibilidades y perspectiva de este grupo determinante de la población”, puntualizó Filipponi.

 

 

En cuanto a canales de compra, la novedad fue la contracción del 9% del canal mayorista, principal motor de crecimiento en los últimos años. Mientras que el único canal que logró crecer en volumen fue el almacén: “El crecimiento del almacén sigue proviniendo de la recuperación en los hogares de menores recursos -Bajo inferior-, que tienen al almacén como principal canal para sus compras de bebidas y lácteos”, analizó el especialista.

 

Por otro lado, Bebidas con alcohol fue el único sector que mostró crecimiento en enero, siguiendo con la tendencia que mostró en el último trimestre del 2017. En tanto, el sector Lácteos es el que más preocupa, ya que luego de dos años de caída enero no fue la excepción, con una reducción de su volumen del 7%, comparado con el mismo período del año anterior.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *