Cambiemos ante el desafío de recuperar apoyos opositores

Estemartes, la comisión bicameral de Trámite Legislativo discutirá DNU que el Ejecutivo emitió con el objetivo de “desburocratizar el Estado”

 

Este martes se retoma la actividad legislativa. Será a las 15.30 en el salón Arturo Illia del Senado. Convoca la comisión bicameral de Trámite Legislativo y se discutirá el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que el Poder Ejecutivo emitió el pasado 11 de enero con el objetivo de “desburocratizar el Estado”. La comisión está integrada por ocho legisladores oficialistas y ocho de la oposición, lo que deriva en un escenario de empate que define solo el presidente de la bicameral, que aún no fue designado. El rechazo al decreto es generalizado en la oposición, pero no es unánime la estrategia de negociación con el oficialismo.

 

En el decreto se derogaron más de diez leyes y se modificaron cerca de 110. La oposición cuestionó el método y también el contenido de algunos puntos del DNU. Tanto en el Frente Renovador, como en el FpV y el Bloque Justicialista, se opusieron a las modificaciones que habilitan inversiones financieras a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FSG), que depende de la Anses, y también a la extensión del margen para embargar cuentas sueldo.

 

Los bloques del Frente para la Victoria-PJ de ambos recintos se oponen enfáticamente al decreto y no están dispuestos a ningún tipo de negociación con el oficialismo. Cuentan con tres integrantes en la comisión, el diputado Máximo Kirchner entre ellos. Similar nivel de oposición es el que se expresa desde el Frente Renovador con Graciela Camaño como principal vocera de esta postura, que ya los llevó a tribunales para denunciar la iniciativa oficialista por “inconstitucional”. Pero el massismo no cuenta con legisladores en la bicameral, por lo que deberá esperar a una eventual sesión para manifestar su posición.

 

El rechazo al decreto es generalizado en la oposición, pero no es unánime la estrategia de negociación con el oficialismo

 

Distinta y decisiva es la postura del Bloque Justicialista, con representación en ambas cámaras y con cuatro integrantes en la comisión más una aliada, la salteña María Cristina Fiore. Para Miguel Angel Pichetto, jefe de esta bancada en el Senado, el DNU es “un poco abusivo”. Según Pablo Kosiner, presidente de ese bloque pero en Diputados, el decreto fue inoportuno.

 

Aún así, ese sector peronista fue clave para que Cambiemos ostente una posición favorable en la comisión. Será decisivo lo que suceda en el inicio de la reunión del martes cuando se designe al presidente de la bicameral. Sí el Gobierno logra colocar a uno propio -sería el formoseño Luis Naidenoff-, estarán a salvo todos los decretos, porque será la firma del presidente la que desempate los debates en la comisión.

 

Cambiemos aspira a despachar dictamen con celeridad pero demorar luego la sesión en el recinto. De esta forma cumple con los tiempos reglamentarios y mantiene vigente el decreto. Pero no descarta comenzar, en marzo, a debatir un proyecto de ley que incluya varias de las modificaciones impulsadas en el DNU. Es lo que propuso el sector opositor vinculado a Pichetto y Kosiner, y que Nicolás Massot (jefe del bloque PRO en Diputados) no rechazó.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *