Cambiemos aprobaría hoy el dictamen del mega-DNU

Cuenta con los números necesarios para avanzar en la ratificación del decreto emitido por el Ejecutivo a principios de enero

 

Por Mariano Espina 

 

El oficialismo asegura tener cerrado el destino del primer debate legislativo del 2018. No prevé contratiempos en la discusión del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de desburocratización del Estado que comenzará hoy en el Congreso y confía que, a fin de la tarde, contará con el dictamen de mayoría de la comisión bicameral de trámite legislativo.

 

La comisión que revisa los decretos está conformada por ocho diputados y ocho senadores. Cambiemos logró un reparto favorable y estará representado por la mitad de los integrantes. De los restantes, cuatro responden al sector peronista de Miguel Angel Pichetto (Bloque Justicialista), tres al FpV-PJ (kirchnerismo) y una banca restante que pertenece a la salteña María Cristina Fiore, cercana al gobernador Juan Manuel Urtubey. Las designaciones se negociaron entre Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, y Pichetto.

 

Tratamiento

 

Se prevé que hoy se emitirán dos dictámenes: uno en respaldo al decreto y otro en rechazo. Ambos textos contarían con la firma de ocho legisladores cada uno, pero se considerará de mayoría aquel que incluya el aval del presidente de la comisión. Y por regla de la bicameral, este año debe ser conducida por un senador oficialista. Sería el formoseño y jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff. De esta forma, y como lo consignó El Economista días atrás, el Gobierno mantendrá a salvo los decretos, que podrán convertirse en una herramienta útil y segura para el presidente Mauricio Macri.

 

Para ratificar la aprobación del decreto, el oficialismo necesita que el trámite sea respaldado por la mayoría simple de una de las dos cámaras del Congreso

 

Aval

 

Para ratificar la aprobación del decreto, el oficialismo necesita que el trámite sea respaldado por la mayoría simple de una de las dos cámaras del Congreso. El debate se dará recién en el período ordinario y, pese al reclamo de un sector opositor, el oficialismo demoraría la transformación de este decreto –o de alguno de sus artículos– en proyecto de Ley. Es lo que exigió el Bloque Justicialista.

 

Rechazo

 

Pero a la oposición le queda una carta. Para derogar un decreto, se exige el rechazo por mayoría simple de los dos recintos. Hasta en tanto esto no suceda, el DNU se mantendrá vigente. Sí en Diputados y en el Senado, el peronismo se unifica, la oposición alcanzaría los votos suficientes para derogar el decreto. Esta maniobra obligaría a Cambiemos a avanzar con celeridad en un proyecto de ley. Al menos para que no caigan algunos aspectos que el Ejecutivo considera clave, como los cambios para que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses esté habilitado a invertir sin barreras o la simplificación del trámite de marcas y patentes, entre otros de los tantos artículos de un decreto que derogó casi veinte leyes y modificó más de cien.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *