Cabrera: “El déficit comercial es parte de una transición”

“Es parte de una transición hacia una economía más integrada, con más nivel de importaciones y exportaciones”, dijo Cabrera

Tras la difusión de los datos comerciales de enero, que marcaron un temerario déficit de nada menos que U$S 986 millones para enero, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, se vio ante la necesidad de salir a poner algunos paños fríos y aportar la visión sobre oficial sobre qué anda pasando con el alicaído motor externo.

 

Según Cabrera, el problema no es que importamos en demasía sino que, por el contrario, exportamos muy poco. Y que Cambiemos empezó a revertir la declinación kirchnerista. “Las exportaciones cayeron todos los años entre 2011 y 2015, pero en 2016 y 2017 volvieron a crecer. El año pasado, las exportaciones de manufacturas de origen industrial crecieron 11%”, dijo en una columna publicada en Infobae.Durante los últimos años del kirchnerismo se perdieron mercados externos y capacidades de exportación en las empresas, que no se recuperan de un día para el otro. En 2006 exportaron 15.000 empresas y en 2015 sólo lo hicieron 9.600. Uruguay y Paraguay superaron a Argentina en exportaciones de carne y Chile llegó a superarnos en exportaciones de dulce de leche. Carne, trigo, gas, autopartes, son sólo algunos de los productos que dejamos de vender”, agregó el funcionario.

 

Asimismo, detalló los impulsos que ha dado el Gobierno para encender el motor de las exportaciones: reducción o eliminación de las retenciones y el aumento de los reintegros a la exportación; el programa Exporta Simple, “para qué más pymes puedan comenzar a exportar”, programa por el que “ya se enviaron productos a Estados Unidos, Israel, Australia, Nueva Zelanda y Japón, entre otros” y a la vez, “la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional trabaja todos los días junto a nuestras empresas para abrir mercados y ampliar su capacidad exportadora”.

 

“Para recuperar mercados, entre otras cosas, logramos que Estados Unidos permita la exportación sin aranceles de más de 700 productos de nuestras economías regionales; firmamos el tratado de doble tributación para exportar servicios a Brasil y firmamos un acuerdo para exportar hasta 42.000 autos por año a Colombia”, señala Cabrera entre otros hitos.

 

Mientras esas medidas maduren y tengan pleno impacto, sugiere, seguiremos conviviendo con un déficit comercial abultado. “Es muy probable que volvamos a tener un déficit comercial en 2018. Esto es parte de una transición, amplia y profunda, hacia una economía más integrada, con más nivel de importaciones y más nivel de exportaciones. Necesitamos seguir importando bienes de capital para fortalecer a nuestra industria y poder competir”, dice Cabrera. “Por ahora, las importaciones vienen creciendo más que las exportaciones. Estamos convencidos de que vamos a equilibrar el sector externo gracias al crecimiento sostenido y el aumento de las exportaciones”, remata Cabrera y rechaza la idea de que asistamos a una apertura como en los ’90.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *