En Alemania se armó la Gran Coalición III

Pasados cuatro meses de las elecciones, recién hoy Angela Merkel logró formar Gobierno gracias a un acuerdo con la socialdemocracia liderada por Martin Schulz

 

Pasaron cuatro meses y medio desde las elecciones en Alemania y recién hoy se logró un acuerdo para formar gobierno dado que el resultado obtenido por Angela Merkel no fue el esperado y eso redujo su margen de maniobra.

 

Finalmente, al igual que en el período anterior habrá un gobierno formado por las dos fuerzas políticas más relevantes: la centro derecha de Merkel y la socialdemocracia (SPD) liderada por Martin Schulz. La necesidad de darle un gobierno a Alemania hizo que todos tuvieron que ceder posiciones, Merkel concediendo cargos clave en el gobierno y Schulz aceptando una negociación a la cual se había negado luego del mal resultado que obtuvo en las elecciones. Por eso Merkel intentó acordar con otros partidos pero esa posibilidad se frustró rápidamente. Así, nació la Gran Coalición, capítulo III. En un documento de 177 páginas están detalladas las políticas que se llevarán adelante durante los próximos cuatro años que contempla algunas propuestas de contenido social del SPD y en el cual se hace una enfática defensa del proyecto europeísta. Pero donde más ganaron los socialdemócratas fue en la distribución de cargos ya que Olaf Scholz será el ministro de Finanzas y el propio Schulz será el ministro de Relaciones Exteriores.

 

La necesidad de darle un gobierno a Alemania hizo que todos tuvieron que ceder posiciones

 

Merkel tuvo que ceder bastante pero se aseguró otros cuatro años como canciller lo cual la convertirá en la persona que durante más tiempo ocupó ese cargo. Para el resto de Europa, el acuerdo es un dato positivo porque reduce la incertidumbre política en el país cuya economía es el motor del continente. Además, el nuevo ministro de Finanzas sería algo menos duro que su antecesor en el reclamo de mayor austeridad fiscal a los demás países y no presionaría tanto al Banco Central Europeo para que endurezca la política monetaria.

 

De todas maneras, el acuerdo está sujeto a que sea aprobado por los 463.000 afiliados del SPD que deberán pronunciarse en los próximos días. El resultado se conocerá el 4 de marzo y si bien en las bases partidarias había mucha resistencia a un nuevo acuerdo con los democratacristianos, los dirigentes confían en que las pautas de gobierno negociadas y los cargos obtenidos, inclinarán a la mayoría de los afiliados a un voto favorable.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *