Urtubey y Bordet, los mimados de Macri

Acompañarán otra vez al Presidente en una gira que el Gobierno considera clave

 

Por Mariano Espina

 

El presidente Mauricio Macri acostumbra a sumar gobernadores en sus viajes internacionales, oficialistas y opositores. No siempre discrimina según el acercamiento de éstos a la Casa Rosada. Pero al viaje a Davos de este año, que el mandatario emprenderá este fin de semana, para participar del Foro Económico Mundial, se le agrega un contenido simbólico particular. El mismo que motivó a sumar a Sergio Massa a una gira similar en enero de 2016.

 

Macri invitó, para esta misión, al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, los dos dirigentes más cercanos al Presidente con responsabilidades de gestión dentro del PRO. Pero sumó también a dos de los gobernadores peronistas más alineados a Cambiemos: Juan Manuel Urtubey (Salta) y Gustavo Bordet (Entre Ríos). Nunca dudaron en acompañar el Consenso Fiscal, no escatimaron para respaldar ese acuerdo en el Congreso y le dieron celeridad para luego incorporarlo en sus provincias. En la votación previsional, los escaños de estos distritos no fallaron y esto, para el Gobierno, fue fundamental. La relación con algunas provincias viró luego de esas jornadas, no fue el caso de Salta o Entre Ríos, que mantuvieron intacta su relación con el Ejecutivo Nacional.

 

Macri saldrá este domingo con rumbo a Rusia. En Moscú, será recibido por el premier Vladimir Putin. La segunda parada será Davos, a la que sumarán los gobernadores, con el fin de exhibir un gesto de unidad y tentar a los inversores. Algo similar sucedió en la última visita presidencial a Estados Unidos, a la que se sumaron -además de Bordet- Miguel Lifschitz (Santa Fe), Juan Schiaretti (Córdoba) y legisladores opositores.

 

Schiaretti, Hugo Passalcqua (Misiones) y Omar Gutiérrez (Neuquén) son otros de los frecuentes acompañantes a las giras presidenciales pero que esta vez quedaron relegados.

 

Pese a que este año se pronostica una actividad legislativa menguante, la relación con las provincias no perderá importancia para la Casa Rosada. El Gobierno supervisará el seguimiento de los compromisos asumidos con el Pacto Fiscal -reducción de impuestos, emisión de deuda y achique del déficit fiscal- pero también buscará coordinación en distintas misiones, por caso, los acuerdos de paritarias, en particular aquellos que se alcancen con los docentes.

 

Pero sí habrán algunos temas que Macri considera clave y que se discutirán en el Congreso. Por caso la reforma al Ministerio Público Fiscal y la Reforma Política. Y en ambos debates, Cambiemos cuenta con el total respaldo del oficialismo salteño y el entrerriano. El proyecto que propone modificar la estructura de la Procuradoría General de la Nación se había consensuado entre Federico Pinedo y un sector del PJ en el Senado que integró Rodolfo Urtubey, hermano de Juan Manuel, y el senador Pedro Guastavino, de contacto directo con Bordet. Sobre la reforma que propone modificar el sistema de votación, Salta y Entre Ríos son dos alumnos ejemplares. El voto electrónico ya se implementa en la provincia del Norte por iniciativa de Urtubey mientras que Bordet acelera este verano la aprobación de un proyecto similar al que había impulsado en 2016 el Gobierno de Macri, con la inclusión de la Boleta Electrónica.

 

Estos gestos de acompañamiento por parte de Urtubey y Bordet hacia el Gobierno coinciden, a su vez, con la distancia que frecuentemente se encargan de marcar respecto de la expresidenta Cristina Kirchner

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *