Santa Fe y Córdoba, las que más crecen en la era Macri

Las provincias centrales se destacan como las que más crecieron en la era Cambiemos

 

Todo vuelve. Parece que los cordobeses y los santafesinos eligieron acertadamente allá por 2015 cuando se volcaron masivamente (en especial en el primer caso) a favor de Cambiemos.

 

Resulta que, hasta ahora, las provincias mediterráneas lideran el podio de crecimiento a nivel nacional. Eso surge del último informe de Federico Muñoz & Asociados y, en particular, de su Indicador Sintético de Actividad de las Provincias (ISAP), un sistema de índices de actualización trimestral que permite evaluar y comparar de manera homogénea la evolución económica de las 24 provincias argentinas.

 

Por cierto, Córdoba y Santa Fe no son las únicas que crecen. Según Muñoz y con datos hasta el tercer trimestre de 2017, “la casi la totalidad de las provincias están embarcadas en un sendero expansivo”. En rigor, todos los distritos, a excepción de Santa Cruz, registraron en ese trimestre variaciones positivas del nivel de actividad. “Por ende, todas las provincias (salvo la cuna del kirchnerismo), acumulan entre tres y cinco trimestres de expansión económica”, amplía Muñoz.

 

Las magnitudes

 

Para dar una orden de magnitud del vigor de la expansión de las distintas provincias, el informe compara los respectivos ISAP promedio de los primeros nueve meses de 2016 con el mismo período de 2017. “El cotejo nos muestra que siete distritos registraron aumentos interanuales en su nivel de actividad de entre 4% y 5%. Ellos fueron Chaco, Tucumán, Mendoza, La Rioja, Corrientes, San Juan y Córdoba. Otras once provincias mostraron variaciones anuales en sus respectivos ISAP superiores al 2%. Solo en Chubut, Formosa, Misiones, Rio Negro y San Luis, el crecimiento interanual promedio de los nueve primeros meses de 2017 fue inferior a 1,5%. Finalmente, Santa Cruz fue la única provincia en la que el nivel de actividad promedio de los nueve primeros meses de 2017 fue inferior al del mismo periodo de 2016”, dice el reporte.

 

Arriba y abajo

 

El desempeño económico provincial en los dos años de gestión macrista ha sido muy heterogéneo. “Solo diez de los 24 distritos ya han logrado superar el nivel de actividad previo a la asunción del nuevo Gobierno. Santa Fe y Córdoba lideran la expansión en el período, en buena medida merced a que el fuerte aumento de transferencias federales tras el fallo de la Corte les permitió atenuar la severidad de la recesión de 2016”, dice Muñoz.

 

Asimismo, en el tercer puesto del ranking de crecimiento, curiosamente, aparece la CABA. “Toda una rareza, pues la capital del país suele aparecer relegada en estos ordenamientos”, dice Muñoz.

 

En el fondo del ranking de crecimiento desde el tercer trimestre de 2015, y por un amplio margen, aparece, nuevamente, Santa Cruz, cuyo ISAP registra una caída de nada menos que 13% respecto a ese entonces, más allá de algunos trimestres con mejoras en 2017.

 

Asimismo, cabe apuntar que Tierra del Fuego, cuyo ISAP había mostrado una severa retracción en 2016, se recuperó vigorosamente en lo que va de 2017 y fue el distrito de mayor crecimiento interanual hasta el tercer trimestre del año pasado. Asimismo, es el distrito que más creció desde 2002: nada menos que 189%.

 

El empleo

 

Una de las variables que componen al ISAP es el número de asalariados en el sector privado formal de cada provincia. ¿Qué ha pasado con esa variable si se la compara con el trimestre previo a la asunción de Mauricio Macri? “El cotejo revela que en nueve provincias se registró un aumento en el nivel de empleo formal mientras que en las quince restantes se contrajo la nómina de trabajadores registrados (cabe aclarar que, en el agregado nacional, el empleo registró una variación negativa de 0,5% en el acumulado de los dos años). A la cabeza del ranking de generación de puestos de trabajo aparecen Tucumán (+4,3%), Santiago del Estero (3,1%) y Córdoba (1,6%). En el extremo opuesto aparecen cuatro distritos con fuerte destrucción de empleo: Formosa (-7,8%), San Luis (-9,7%), Tierra del Fuego (-10,6%) y Santa Cruz (-11,0%)”, dice el reporte.

 

Si se amplía el horizonte de análisis hasta 2011, período en el que el nivel de empleo privado nacional creció 4,3%, el ranking provincial de generación de empleo se altera de manera sensible. “Veintiún distritos presentan aumentos del número de asalariados desde septiembre de 2011, con Neuquén y Chaco mostrando muy sólidos incrementos (+21,5% y +16,9% respectivamente). Corrientes, Misiones y Río Negro también registraron aumentos de dos dígitos en el período. En contrapartida, tres provincias registraron una variación negativa del empleo privado en el acumulado de estos seis años: Formosa (-0,5%), Santa Cruz (-1,1%) y San Juan (-2,5%, abrumada por la retracción de la actividad minera)”, concluye el reporte.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *