Los intereses crecen 35% y también interesan

La cuenta de intereses saltó más de 70% (+35% real) en 2017, rozando los $225.000 millones

 

A pesar de que la meta fiscal que buscaba un rojo primario de 4,2% en 2017 fue cumplida con creces, el rojo financiero mostró a lo largo de todo el año un crecimiento importante, con los intereses incrementando 35% real contra 2016. El número plantea un reparo contra el optimismo oficial de cara al buen desempeño que viene mostrando el gasto en rubros como el de los subsidios a empresas, que cayó 38% real, junto con una mejora de la recaudación de 1% real.

 

El manual lo indica clarísimo: es usual que las metas fiscales se apliquen al déficit primario, para diferenciar aquellas dinámicas que se dan a causa de las políticas del Gobierno en ejercicio de las dinámicas que se dan por el endeudamiento asumido por los anteriores. Para que las cargas de los pagos de intereses no le metan ruido a la actualidad en política fiscal y tributaria.

 

Algunos analistas vienen planteando que, cuando la política del Gobierno en ejercicio se basa en financiar el rojo fiscal en pesos vía deuda externa, se pierde ese sentido. La meta refleja una parte del desempeño de la política actual pero deja afuera a la carga de intereses que va generando la política de financiamiento.

 

 

Es el déficit total

 

Ecolatina es una de las consultoras que viene repitiendo este concepto. En un informe publicado ayer, en el que además presentó el cálculo de las variaciones reales de cada componente del gasto y de la recaudación, expresó: “De cara al 2018, el gobierno luce decidido a dar las batallas necesarias para ordenar las cuentas fiscales primarias: la aprobación de la reforma previsional, tributaria y la firma del pacto fiscal fueron señales claras de que el rojo primario de las arcas públicas constituye una de las principales preocupaciones del poder ejecutivo”.

 

Y agregó: “Sin embargo, a la par que se muestra ‘consternado’ por el déficit primario, y dispuesto a asumir los costos políticos necesarios para reducirlo, no pareciera preocuparle el ensanchamiento del pago de intereses; por lo tanto, este punto se convierte en el aspecto pendiente del Palacio de Hacienda. Si bien es comprensible que no se puedan atacar todos los frentes a la vez, la ausencia de metas explícitas en esta arista, junto con un endeudamiento en constante crecimiento, abren interrogantes acerca de qué importancia reviste acotar esta variable para el gobierno”.

 

Coincidieron con semejante visión desde Idesa. Afirmaron: “Al presentar las cuentas públicas del año 2017 las autoridades económicas destacaron la reducción del déficit primario. Se trata de un logro importante pero relativo ya que no alcanza para compensar el aumento en el pago de intereses. Esto muestra que el ritmo de gradualismo adoptado es inconsistente. Para una evaluación integral de las cuentas públicas es necesario agregar al déficit primario el pago de intereses de manera de llegar al déficit fiscal total”.

 

Punto flaco fiscal

 

Aunque en realidad desde hace rato en Ecolatina vienen haciendo referencia a esta cuestión, la consultora en donde Lorenzo Sigaut Gravina es economista jefe afirmó que “se encienden las primeras señales de alerta, ya que aunque el gobierno pasó exitosamente la prueba de acotar el resultado primario, no logró trasladar estas mejoras hacia el resultado financiero”. Y más aún: sostuvo que en este contexto de endeudamiento creciente, los pagos asociados a esta cuenta irán en aumento, ubicándose como el punto flaco del nuevo esquema.

Te puede interesar

One Comment

  • Alaska dice:

    PAGO INTERESES DEUDA Argentina 2018= 406 000 M$

    PRESUPUESTOS 2018

    Ministerio de Educación 163 168 M$
    Ministerio de cultura 4 481 M$
    Ministerio de Ciencia 19 271 M$
    Ministerio de Salud 56 486 M$

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *