El 2017 fue el mejor año de consumo de asfalto vial de la Historia

“Estamos transformando la infraestructura del país, generando un país con más empleo, rutas más seguras y un conurbano con menos calles de tierra”, dijo Dietrich

El 2017 cerró con un consumo de 619.260 toneladas (tn) de asfalto vial convirtiéndose, así, en el mejor año de la Historia. “Hacía 20 años que no se superaba el récord anual que había sido de 555.836 tn despachadas de ese insumo utilizado exclusivamente en la obra pública”, explicaron, conformes, desde el Ministerio de Transporte.

 

Durante todo 2017, señalaron, se fueron batiendo récords de consumo de asfalto vial, insumo utilizado en rutas, autopistas, pistas de aeropuertos, pavimentación de calles y corredores de Metrobus. Finalmente, tras el cierre de diciembre, el consumo anual superó el último año récord de 1998. “Los avances del plan de infraestructura que lleva adelante el Ministerio de Transporte es uno de los factores que más influye en el crecimiento sostenido del consumo de asfalto vial”, reseñaron.

 

Además, del asfalto vial se suma el crecimiento sostenido del consumo de cemento en el país. En 2017 se superó en 11,4%, con 12.027.696 tn, lo despachado el año anterior, 11.037.224. El cemento es utilizado en obra pública, en aeropuertos, metrobuses, corredores, así como en la construcción de viviendas de los ámbitos públicos y privados.

 

“Estas cifras demuestran que Argentina es un país en crecimiento. Estamos transformando la infraestructura del país, generando un país con más empleo, un país con rutas más seguras, un conurbano con menos calles de tierra. Le estamos mejorando la calidad de vida a la gente, conectando a los argentinos de manera más eficiente y segura, haciendo las obras que hay que hacer”, dijo Guillermo Dietrich, ministro de Transporte.

 

En lo que respecta a obras viales, en los últimos 2 años ya se terminaron 277 kilómetros de autopista, se pavimentaron 1.350 kilómetros de caminos y se repavimentaron otros 3.500. Son obras que lleva adelante el Ministerio de Transporte a través de Vialidad Nacional y, prometen cerca de Dietrich, “están reconfigurando la red vial argentina”.

 

 

Entre los trabajos concluidos, se destacan el viaducto al puente La Noria, por el que hoy cruzan unos 75.000 vehículos diarios, ahorrándose hasta 40 minutos de viaje en hora pico. También la autopista Córdoba-Río Cuarto, sobre la RN 36, que hoy conecta las dos ciudades más importantes de una de las provincias clave de la producción agropecuaria.

 

Además, en Misiones, se terminó de reconfigurar un tramo fundamental de la RN 12, al inaugurarse las rotondas de Puerto Rico, Eldorado, Puerto Esperanza y Montecarlo, que optimizan la seguridad y dinamizan el intercambio comercial de la zona y el Mercosur, en un trayecto por donde circulan más de 5.000 vehículos al día.

 

En Salta, se pavimentaron 21 kilómetros de la RN 51, entre Muñano y San Antonio de los Cobres, un trabajo que llevaba cinco años de demoras, generando inconvenientes a los vecinos, los turistas y la actividad minera. Asimismo, se terminó el viaducto El Candado, una variante del corredor de 5 kilómetros, que evitará los cortes por derrumbes o crecidas de los ríos.

 

Otra deuda histórica zanjada fue la pavimentación del Paso Pehuenche, sobre la RN 145 al sur de Malargüe, una promesa con 16 años de incumplimiento que hoy permite la circulación de Argentina a Chile de los 134.000 vehículos que transitan cada temporada. Finalmente, el Tercer Puente entre Neuquén y Cipolletti, la variante sobre la RN 151, descongestionará el acceso a ambas ciudades, con un caudal de 60 mil vehículos diarios.

 

A la vez, “a lo largo de 2017 se terminaron 20 km de corredores de Metrobus en la provincia de Buenos Aires. En el partido de La Matanza, sobre la Ruta 3, se construyó un Metrobus de 16 km, que mejora el viaje de unas 240 mil personas todos los días. En los partidos de Tres de Febrero y San Martín, se construyó el Metrobus de la Ruta 8, con 3.4 km de extensión desde la intersección de la calle Catamarca hasta la rotonda de la Ruta 4”, agregaron.

 

Además, se finalizó la primera etapa del Plan de Pavimentación y Mejoras de Corredores del transporte público en el AMBA y se transformaron 81 km de avenidas por donde circulan colectivos. Paralelamente se pavimentaron 220 km de calles que eran de tierra o estaban en muy mal estado, por donde circulaba el transporte público. Las obras impactan en la movilidad y calidad de vida de 1,3 millones de personas y 84 líneas de colectivos.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *