“Es una señal de madurez política”

El Economista dialogó con Osvaldo Giordano, ministro de Finzanzas de Córdoba

El ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano,  diálogo con El Economista tras la  larga jornada en la que se acordó el Consenso Fiscal

 

¿Qué balance hace de la firma del Consenso Fiscal?

Como toda negociación, siempre se termina con menos de lo que hubiese gustado. Pero creo que el balance es altamente positivo. Es una buena señal haber demostrado la madurez política de poder alcanzar un acuerdo con casi la totalidad de los gobernadores de distintas extracciones e intereses. Se fue capaz de abordar temas complejos y difíciles, problemas que llevan varios años y cerrar así una etapa del país. Por ejemplo cesar más de 60 juicios cruzados entre jurisdicciones. Ese es el aspecto más positivo, porque es una señal de madurez institucional orientada hacia una economía que crece. En lo específico, nos consideramos satisfechos porque adopta lo que habíamos planteado inicialmente, que la disputa por el Fondo del Conurbano debía ser resuelta desde la política y no desde la Justicia.

 

En Córdoba y en el resto de las provincias en general, ¿pierden recursos?

No con la resolución del Fondo del Conurbano. Y se confirma también que serán cubiertos los déficit de las provincias que no transferimos las cajas previsionales. Si hay un compromiso de reducción de impuestos distorsivos que nos va a exigir mucha prudencia, mucho cuidado, pero estamos de acuerdo porque conspira contra el crecimiento de la creación de empleo. Es bueno que lo hagamos en forma coordinada y gradual.

 

Del jueves pasado a hoy, ¿cuánto cambió?

Se mantuvo la esencia y se mejoró en algunos aspectos.  Por ejemplo el bono a cambio de retirar las demandas, que nos da también una compensación económica y ayuda a cubrir pérdidas por recaudación. A lo largo de la negociación hubo mucho riesgo, porque había mucha resistencia en algunos puntos. Hubo hasta una reacción de decir “no da para pretender arreglar tanto, dejemos los juicios abiertos”, pero primó una idea de resolverlos, cada uno ceder algo, para poder solucionar de fondo los temas.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *