Sin unidad, el PJ-PBA más cerca de las urnas

No hubo acuerdo entre los sectores de Espinoza y de Menéndez, y el peronismo bonaerense se encamina hacia una interna para definir la conducción del partido

 

“Hasta que no se firme la paz hay guerra”, confió a El Economista un dirigente de peso del peronismo bonaerense al concluir la reunión que pretendía saldar cuentas y llegar a una lista de unidad que evite la interna para conducir el PJ. En el despacho del diputado nacional sanjuanino José Luis Gioja, que actuó como mediador, los sectores que encabezan el actual presidente del partido, Fernando Espinoza, y el desafiante Gustavo Menéndez, intendente de Merlo, no llegaron al esperado acuerdo y extendieron la indefinición, más allá incluso de los tiempos legales preestablecidos.

 

Con internas más cerca

 

El sector de Espinoza proponía dividir por mitades la representación en las ramas gremial y de la juventud y que la presidencia del Consejo quedase en manos de Menéndez durante el primer año y para Verónica Magario el siguiente. Mientras que el sector de Menéndez prometía ceder la secretaría general para Magario si su contraparte aceptaba la presidencia del jefe comunal de Merlo.  Todo esto quedó también en terreno cenagoso, sin acuerdo.

 

Menéndez encabeza la rebelión de buena parte de los intendentes de la provincia contra la conducción de Espinoza, recluido al peso específico gravitante de La Matanza y a unos pocos aliados, entre los que se encuentran varios dirigentes cercanos a la expresidenta Cristina Kirchner. Francisco Durañona, intendente de San Antonio de Areco; Jorge Ferraresi, de Avellaneda; Mario Secco, de Ensenada; Walter Festa, de Moreno; y Magario, de La Matanza, es el núcleo de apoyos del matancero.

 

A Menéndez, en tanto, lo acompañan explícitamente Pablo de Jesús, del Partido de La Costa; Fernando Gray, de Esteban Echeverría; y Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, uno de los más interesados en quebrar el predominio de Espinoza. En los últimos días, Menéndez sumó respaldos de la familia Moyano, y asegura contar con avales del diputado nacional Felipe Solá y del intendente de Tigre, Julio Zamora, referentes del Frente Renovador de Sergio Massa, y también de algunos dirigentes de Cumplir, el espacio que respaldó en las últimas elecciones a Florencio Randazzo.

 

De manera coincidente, con apenas unos pocos matices, Menéndez y los suyos fueron los jefes comunales que apoyaron la aprobación del Presupuesto 2018 de la gobernadora María Eugenia Vidal, mientras que el sector de Espinoza fue el más crítico, lo cual habla de una divisoria de aguas que excede la discusión por la conducción del espacio. El 17 de diciembre el partido tendrá que tener nueva conducción, o la misma si Espinoza logra torcer el rumbo. Mientras que ayer venció el plazo para la presentación formal de listas.

 

Según trascendió, habrá internas en 38 municipios, mientras que en los 97 restantes se logró llegar a una lista de unidad. Solo en muy pocos de distritos habrá más de dos candidatos: en Exaltación de la Cruz, Marcos Paz, General Belgrano y General Rodríguez, habrá tres candidatos, mientras que en Lanús, son cuatro los aspirantes a presidir el partido a nivel local.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *