Según SBS, el escenario económico para 2018 y 2019 es “prometedor”

El holgado triunfo electoral del Gobierno terminó de configurar perspectivas muy positivas de cara a los próximos años, sostienen desde el Grupo SBS

 

El holgado triunfo electoral del Gobierno terminó de configurar perspectivas muy positivas de cara a los próximos años, sostienen desde el Grupo SBS. La lógica detrás de la visión bullish es que “el resultado no sólo despeja la incertidumbre sino que también allana el camino para que comiencen a verse avances más profundos en materia de reformas estructurales sino que también se fortalece la noción de sustentabilidad/irreversibilidad del proceso, puesto que el gradualismo necesita de tiempo y el renovado escenario político plantea la posibilidad de tener estabilidad de políticas por al menos otros seis años”.

 

Asimismo, el mundo, una variable de creciente importancia para las Macrinomics, “se mantiene sumamente favorable para los países emergentes” y eso “augura que el Gobierno tendría vía libre para seguir financiando su estrategia gradual”.

 

Eso sí: por no contar con mayorías en el Congreso, deberá consensuar y, también, ceder, aunque con una oposición más fragmentada. “Aunque no contará con mayoría en ninguna de las Cámaras del Congreso, el resultado ratifica el cambio de ciclo político y presenta al Gobierno una oportunidad trascendental para buscar un gradualismo con metas más exigentes y con un nuevo sesgo reformista, aunque siempre mediante la construcción de consensos. A esto se le agrega una oposición más dividida que antes y una Cristina Fernández de Kirchner aún trabando una eventual renovación del peronismo”, agregan desde SBS.

 

El mejor contexto económico será clave y hará todo más fácil. “En el plano económico, el Gobierno iniciará el año con una economía ya en plena expansión y por encima de los máximos previos, manteniendo el ritmo de crecimiento cercano al 3% que se espera para este año. Asimismo, el resultado electoral destrabó proyectos de inversión que estaban paralizados a la espera de una confirmación de rumbo, lo que podría acelerar el crecimiento incluso por encima de lo esperado reforzando la creciente confianza en el ciclo”, agrega el reporte comandado por Gustavo Cañonero (foto). Por el contrario, dice, las tasas reales altas pesarían un poco sobre el crecimiento en el corto plazo. A su vez, una política fiscal más moderada y la intención del Gobierno presentada en el Presupuesto 2018 de continuar achicando el exceso de gasto podrían imponer otro lastre al crecimiento, amplía SBS, “pero fortalecerían la percepción de sustentabilidad, ayudando a alinear expectativas y aportando más incentivos a la inversión”.

 

Las finanzas públicas subnacionales también entran en la ecuación. Dice SBS: “Al mismo tiempo, las intenciones del Gobierno de avanzar en acuerdos con las provincias para el saneamiento de las cuentas públicas podrían contribuir notoriamente a la reducción del déficit consolidado, mejorando también las perspectivas globales, disipando temores de que se pudieran repetir errores del pasado. En este sentido, la posibilidad de definir un nuevo acuerdo de distribución federal de recursos encuentra una oportunidad única en los meses venideros, ya que el Gobierno enfrentará a las provincias debilitadas por la creciente litigiosidad de los impuestos provinciales, y la posibilidad que la CSJ reconozca un mayor derecho de la provincia de Buenos Aires”.

 

No será fácil

 

Igualmente, dice SBS, el camino a recorrer no está libre de riesgos.  “La decisión de corregir gradual mente el déficit fiscal extiende las vulnerabilidades en el tiempo y necesariamente impone una alta dependencia en un contexto internacional favorable. Al mismo tiempo, la deficiente competitividad externa dificulta la generación de recursos en moneda dura incrementando los riesgos. Sin embargo, por el momento las perspectivas globales siguen luciendo muy atractivas para Argentina. Más allá de que el escenario internacional augura algo más de volatilidad durante los próximos años, aún presentaría abundante liquidez. Por lo tanto, de continuar avanzando en reformas que confirmen expectativas y extiendan el progreso, especialmente en relación a mejoras de la productividad y avances en la consolidación fiscal, Argentina podría ir gradualmente robusteciendo su proceso de desarrollo, y reduciendo su dependencia al contexto externo”, concluyen desde SBS.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *