Reforma laboral demorada por desacuerdo opositor

Eso modifica los planes del Gobierno, que ya había consensuado el proyecto con el triunvirato cegetista

 

Solo unos minutos después del plenario de comisión del que participaron ministros y gobernadores, Miguel Angel Pichetto, jefe del bloque PJ-FpV, informó como seguiría el tratamiento de la reforma laboral. Se postergó hasta después del 10 de diciembre, cuando se sumen los senadores electos. Lo comunicó en conferencia de prensa, pero antes, se lo contó a Jorge Triaca, ministro de Trabajo, al que no le gustó la noticia. Fue uno de los altibajos para el oficialismo en la jornada legislativa. Según Pichetto, el tiempo pedido es para que se unifiquen los criterios en la central obrera. De esta forma, logró apaciguar las aguas dentro del bloque, que lo criticaban por su diálogo envalentonado con Cambiemos.

 

En el ya quebrado bloque PJFpV, entre el kirchnerismo y un sector más dialoguista con el Gobierno alineado a Pichetto, comenzaba a surgir un nuevo grupo interno, entre los que respondieron en general a la conducta del jefe de la bancada pero que no aceptaron, en estos últimos días, algunas posiciones tomadas en conjunto entre Pichetto y la Casa Rosada. A causa de estos sucesos, el rionegrino aprovechó la reforma laboral para enviar una señal tanto dentro como fuera del bloque. “Ante la continuidad de rechazos dentro de la central obrera, hemos decidido postergar el tratamiento de este tema hasta la nueva composición del Senado, y hasta que la CGT unifique en una sola voz si hay voluntad de avanzar en reformas respecto a la materia laboral”, afirmó Pichetto, y señaló: “No queremos hacer la tarea de avanzar con reformas
y que después nos vengan con discursos de izquierda”.

 

Entre los rechazos que recibió la reforma laboral, Pichetto señaló a las CGT de las provincias y también a un integrante de la comisión directiva cegetista, Pablo Moyano. El sindicalista había declarado, días atrás, que se iban a movilizar el día de la votación “para que no ocurra otra Banelco”. El senador contestó: “Ante los comentarios improcedentes que ponen en duda cualquier trámite en el Senado, hemos decidido postergar el tratamiento de este tema hasta la nueva composición del Senado”. Lo hizo acompañado por los distintos sectores dentro de su núcleo: Daniel Lovera, senador pampeano y presidente de la comisión de Trabajo, que postergó esta semana la primera reunión para debatir el proyecto laboral; José Mayans, por Formosa y con conducta no siempre disciplinada hacia Pichetto; Rodolfo Urtubey (Salta) y Pedro Guastavino (Entre Ríos), ambos leales al jefe de la bancada. También participó la formoseña Teresa González.

 

Desde el oficialismo aseguraron que esta situación no sorprendió, y que hasta le habían propuesto a Pichetto posponer toda la agenda reformista para después del 10 de diciembre, porque con la nueva composición, Cambiemos estará a sólo doce senadores del quórum propio, hoy está a veintidós. De todas formas, esta novedad obliga a modificar algunos de los planes diseñados en el oficialismo, que estimaban enviar este paquete a Diputados lo antes posible.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *