El PJ puso la traba: se posterga el tratamiento de la reforma laboral

23 de noviembre, 2017

 

El bloque PJ-FpV en el Senado aseguró que se demorará el tratamiento de la reforma laboral propuesto por el Gobierno y consensuada con el triunvirato de la CGT. Lo anunció el jefe de la bancada, Miguel Ángel Pichetto junto al presidente de la comisión de Trabajo, Daniel Lovera, compañero de bloque del rionegrino.

 

El impasse será hasta que se conforme la nueva composición del Senado y de la comisión. Es decir, luego del 10 de diciembre. Así, se compromete la estrategia del Ejecutivo, que deseaba darle celeridad a esta iniciativa.

 

En conferencia de prensa, Pichetto aseguró que “ante la continuidad de voces diferentes en el interior de la CGT y de comentarios improcedentes que ponen en duda cualquier trámite en el Senado, hemos decidido postergar el tratamiento”. “No queremos repetir ninguna experiencia que lesione la imagen y el prestigio del Senado”, agregó luego Pichetto, y señaló: “No queremos hacer la tarea de avanzar con reformas y que después nos vengan con discursos de izquierda”.

 

“Ante la continuidad de voces diferentes en el interior de la CGT y de comentarios improcedentes que ponen en duda cualquier trámite en el Senado, hemos decidido postergar el tratamiento”, dijo Pichetto

 

De la conferencia de prensa también participaron los senadores Rodolfo Urtubey (Salta), José Mayans (Formosa), Pedro Guastavino (Entre Ríos) y Teresa González (Formosa).

 

“Ante la continuidad de voces disidentes, el rechazo de las CGT provinciales, las declaraciones confrontativas realizadas por Pablo Moyano, secretario gremial del Consejo Directivo cegetista, y ante la falta de cohesión y de comentarios improcedentes que ponen en duda cualquier trámite en el Senado, hemos decidido postergar el tratamiento de este tema hasta la nueva composición del Senado, la nueva composición de la comisión de trabajo y hasta que la CGT unifique en una sola voz si hay voluntad de avanzar en reformas respecto a la materia laboral. No queremos repetir ninguna experiencia que lesione la imagen y el prestigio del Senado, y tampoco queremos que lo usen como un elemento de choque. Estamos dispuestos a discutirlo con el Gobierno y el mundo del trabajo de cara a la sociedad y esperamos que los acuerdos alcanzados se puedan llevar adelante y que podamos unificar los criterios. No queremos hacer la tarea de avanzar con reformas y que después nos vengan con discursos de izquierda”, planteó Pichetto.

 

Mientras tanto, los triunviros Héctor Daer y Juan Carlos Schmid y otros integrantes de la mesa chica de la central viajaron al Vaticano para un encuentro internacional de organizaciones sindicales, del que también participan dirigentes de las CTA y de la Corriente Federal. Desde allá, Daer aportó confusión al tratamiento de la reforma laboral: “Nosotros vamos a ir la semana que viene al Parlamento y vamos a plantear algunos matices que aún quedaron y después serán los legisladores los que tendrán que decidir”.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *