Moyano y Palazzo presionan a la CGT

Varios sindicatos díscolos participaron del encuentro ayer en Luján y prometieron combatir la reforma laboral del Gobierno

 

“Nos comprometemos desde la secretaría gremial de la CGT junto a muchos gremios a acompañar la movilización en contra de la reforma laboral”, dijo Pablo Moyano, secretario general del gremio de Camioneros. “No estamos dispuestos a tercerizar la voluntad de lucha. Detrás de un pacto que le quita derechos a los trabajadores y castiga a los jubilados”, señaló, en consonancia, Sergio Palazzo, dirigente de la Asociación Bancaria y referente de la Corriente Federal de Trabajadores. Fue ayer, en el Encuentro Militante por la Soberanía Nacional y Popular, en Luján, para mostrar la disconformidad compartida contra el acuerdo de la CGT con el Gobierno para tratar la reforma laboral y como paso previo al anuncio de una movilización de protesta.

 

El encuentro tuvo una importante presencia de dirigentes sindicales ligados al kirchnerismo, algo que tiempo atrás hubiese incomodado a Moyano. Además del líder camionero y Palazzo estuvieron presentes Claudio Girardi, secretario general de la CGT Santa Fe; Horacio Ghilini, de Sadop; Héctor Amichetti, de los gráficos; Víctor Correa, de curtidores; Vanesa Siley, de judiciales; Hugo Yasky, de la CTA. El excandidato a senador nacional Jorge Taiana también participó del encuentro.

 

“Nos comprometemos desde la secretaría gremial de la CGT junto a muchos gremios a acompañar la movilización en contra de la reforma laboral”, dijo Pablo Moyano

 

Moyano ya había mostrado gestos de desaprobación hacia las negociaciones entre el triunviro de la central unificada y el ministro Jorge Triaca. Con el acto de ayer le dio forma a la rebelión interna, con fecha incluida. Impulsa una marcha para cuando se trate el proyecto en ambas cámaras. “Rechazar las reformas regresivas y a movilizarse al Congreso de la Nación” fue la consigna varias veces repetida.  “Tal como lo anticipó, tras las elecciones de octubre, el presidente (Mauricio) Macri promueve reformas regresivas en materia tributaria, previsional y laboral, que integran una nueva etapa del ajuste que emprendiera en diciembre de 2015”, sostuvo el dirigente docente Ghilini.

 

A través de un documento, los sindicalistas afirmaron que las tres reformas impulsadas por Macri –tributaria, laboral y previsional – “se complementan” y “no cabe duda que las tres iniciativas están vinculadas”. En el primer punto, convocan a la movilización. En el segundo, ratifican “la necesidad de articulación con otras corrientes sindicales, organizaciones sociales, movimiento cooperativo y pymes, para desarrollar un plan de lucha”. En el tercero, reclaman “la inmediata reanudación de la sesión del Comité Central Confederal de la CGT, junto a la urgente convocatoria de un plenario de delegaciones regionales”. Y en el cuarto solicitan “a todos los bloques de legisladores nacionales que escuchen nuestros reclamos y resuelvan el rechazo de estas reformas”.  Las dos CTA y un sector de la CGT, minoritario, forma parte de este esquema de posibles alianzas, mientras que de los popes de la central no tuvo muchas respuestas. El secretario adjunto de la CGT y titular de UPCN, Andrés Rodríguez, fue uno de los pocos dirigentes que salieron a contestarle. “Cada uno puede opinar como quiera, pero el consejo directivo de la CGT aprobó esta reforma por mayoría”, señaló Rodríguez, que ponderó además los avances obtenidos luego del primer borrador propuesto por el Gobierno. “No nos quedó un sabor amargo. El corazón del acuerdo es el blanqueo de los trabajadores”, dijo el dirigente de los empleados estatales. “En general, institucionalmente, nosotros apoyamos lo que el grupo de dirigentes ha ido a charlar con el Gobierno, pero después hay matices, cada uno tiene una interpretación de esta reforma”, dijo el secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *