Macri espera cerrar acuerdo fiscal con las provincias

Los puntos más ásperos de las negociaciones son el pedido para bajar Ingresos Brutos y, sobre todo, los juicios que tienen las provincias contra la Nación

 

Fue una larga jornada en el Centro Federal de Inversiones (CFI). Comenzó a las 11 horas y finalizó a las 18:30. A lo que se planteó como un encuentro de gobernadores opositores se sumaron luego tres radicales. Ante una discusión empantanada tras varias horas de reunión, la cumbre recibió al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y a varios funcionarios del Gobierno Nacional. Pero no hubo humo blanco. La negociación por el pacto fiscal continuará hoy a las 9 en la Casa Rosada. Si hay consenso, se sumará a las 11 el presidente Mauricio Macri para poner la firma y posar para la foto.

 

Hoy continuará lo que comenzó el último jueves y que, por falta de acuerdo, se pasó a cuarto intermedio. Se negocian una serie de compromisos fiscales para emprolijar las cuentas entre la Nación y las provincias y reconfigurar una parte del complejo mapa que define la distribución de recursos de un lado al otro.

 

El objetivo de la reunión de ayer fue para definir detalles. Participaron gobernadores, ministros de Economía y legisladores nacionales. A excepción de la provincia de Buenos Aires y de la CABA, todos los distritos estuvieron representados. La presencia de Frigerio no estaba en los planes pero ayudó para calmar las aguas entre tanto reclamo. No obstante, no le alcanzó al ministro para salir del CFI con el gancho de los mandatarios.

 

La negociación por el pacto fiscal continuará hoy a las 9 en la Casa Rosada. Si hay consenso, se sumará a las 11 el presidente Mauricio Macri para poner la firma y posar para la foto

 

Son por lo menos dos los puntos (entre 56) en los que todavía no hay acuerdo: reducción de ingresos brutos y retira de las demandas contra la Nación. Por el primero resta acomodar unos números, pero se arregló una baja aún más gradual de la inicialmente propuesta por el Gobierno. La segunda es la que traba la firma final.

 

Acuerdos

 

“Está acordado casi todo”, afirmó Frigerio, en un breve contacto con la prensa a la salida de la reunión. Ya se arregló la derogación del artículo 104 de Ganancias para resolver la disputa por el Fondo del Conurbano; financiar a la Anses con el impuesto al Cheque; coparticipar el revalúo fiscal; la financiación del déficit de las cajas previsionales no transferidas (alcanza a doce provincias) y el acompañamiento el proyecto de responsabilidad fiscal.

 

Asimismo, se acordó proponer un nuevo esquema de actualización de los haberes jubilaciones, que sería por inflación, lo que generaría ingresos extras a la Nación para financiar el pacto fiscal.

 

Disensos

 

El primero en salir del CFI fue el último en llegar, Juan Manuel Urtubey (Salta), que por la mañana había recibido a Macri en su provincia. Fue el portavoz oficial de los gobernadores y aseguró que el acuerdo está encaminado. Que, si bien restan definir detalles, hay predisposición de ambos lados para lograr el consenso. Pero el optimismo de Urtubey no era compartido por todos los presentes.

 

A excepción de la provincia de Buenos Aires y de la CABA, todos los distritos estuvieron representados. La presencia de Frigerio no estaba en los planes pero ayudó para calmar las aguas entre tanto reclamo. No obstante, no le alcanzó al ministro para salir del CFI con el gancho de los mandatarios

 

El que sorprendió fue Sergio Uñac, de San Juan, que bajo la lluvia que de a ratos aparecía en la zona de Retiro aseguró que no iba a desistir de la demanda contra la Nación hasta en tanto no se conozca el modo en que serán compensados. Similar fue la actitud del santafesino Miguel Lifschitz que “de ningún modo” va a aceptar no recibir lo que la Corte ya consideró como válido.

 

Esas demandas es lo que aún impide que haya un acuerdo. Si se suman las de todas las provincias –sin incluir a PBA– se trata de $350.000 millones. Son por los 15% de coparticipación que dejaron de recibir desde 2006 para financiar a la Anses. Ya hay dos provincias que obtuvieron fallos favorables de la Corte Suprema: San Luis, Santa Fe. Por Córdoba avanzó una cautelar. En estos casos, el Gobierno también aspira a que desistan de recibir lo que dictaminó el Máximo Tribunal. Lo que esperan los gobernadores es la contrapropuesta. Es decir, de qué moda serían compensados al dejar de insistir en los juicios. Así como la provincia de Buenos Aires recibiría un importante monto por retirar la demanda del Fondo del Conurbano, lo mismo reclaman en los restantes distritos. En este punto, la Nación exige “todo o nada”, que todas las provincias desistan de los reclamos.

 

El que sorprendió fue Sergio Uñac, de San Juan, que bajo la lluvia que de a ratos aparecía en la zona de Retiro aseguró que no iba a desistir de la demanda contra la Nación hasta en tanto no se conozca el modo en que serán compensados

 

Tampoco gustó la cifra que recibiría la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. “Primero se habló de $20.000 millones, luego 40 y ahora 65”, bramó Uñac, que pese a tener buen diálogo con el Gobierno, ayer fue de los menos optimistas. No está cerrado cuanto recibiría Vidal a cambio de retirar la demanda por el Fondo del Conurbano, y eso forma parte también del tironeo.

 

Clima

 

El cordobés Juan Schiaretti, siempre optimista, esta vez prefirió la cautela. El entrerriano Gustavo Bordet, por su parte, se puso la camiseta de los optimistas, equipo que también integraban Mariano Arcioni (sucesor de Mario das Neves en Chubut), Lucía Corpacci (Catamarca), Alberto Weretilneck (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén) y los oficialistas Alfredo Cornejo y Gerardo Morales, de Mendoza y Jujuy respectivamente. El que no se definió es Ricardo Colombi (Corrientes), que pataleó en el inicio de la reunión y luego optó por el silencio. Frigerio recibió el parte de como venía la reunión por medio de los gobernadores oficialistas. Fue en ese momento cuando decidió presentarse in situ para calmar los ánimos y mantener en pie el encuentro de hoy, en el que aspira a finalizar con la firma de los veintitrés gobernadores y el jefe de Gobierno porteño.

 

Estuvieron presentes ayer gobernadores de 19 provincias y representantes por Santa Cruz, Chaco y San Luis. Por el Gobierno participaron, además de Frigerio, Sebastían García de Luca (secretario de Interior), Alejandro Caldarelli (secretario de Provincias) y Rodrigo Pena (secretario de Hacienda), entre otros. Miguel Angel Pichetto (jefe del bloque PJ-FpV en el Senado) fue uno de los legisladores presentes.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *