Los “super” son más optimistas con 2018

Los expertos en tendencias sostienen que la baja del consumo de 2016 y el primer semestre de 2017 se revirtió en los últimos meses

 

El supermercadismo vernáculo atravesó un 2017 difícil para sus ventas (y el 2016 no fue mejor), pero eso comenzó tibiamente a revertirse en septiembre y octubre, tendencia que da al sector un “aire optimista” respecto a 2018, coincidieron distintos analistas.

 

El presidente de la cadena Carrefour, Daniel Fernández, dijo a Télam que “el año 2017 lo atravesamos con volúmenes negativos”. Sin embargo, el directivo señaló que se verificaron “mejoras en los meses de septiembre y octubre, que evidenciaron una tendencia positiva”.

 

“Esta tendencia no va a modificar lo ocurrido durante el año, pero somos optimistas para el resto del año y el 2018”, dijo Fernández durante la jornada que tuvo lugar en La Rural, organizada por la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).

 

Explicó que el repunte en las ventas de septiembre y octubre se dio por “la mejora del poder adquisitivo y las acciones y promociones del sector para dinamizar las ventas”.

 

Los números

 

En las jornadas, diversas consultoras de consumo masivo dieron a conocer su parecer respecto de la evolución del consumo. El responsable de la consultora Kantar Worldpanel, Juan Manuel Primbas, recordó que en 2016 el consumo registró un descenso del 4% y estimó que este año el resultado “será cero, es decir, chato y estancado”. “El primer semestre del 2017 fue malo. En el segundo semestre, mejoró. Se frenó la caída. El último trimestre del año 2017 será positivo con un crecimiento del 3% respecto del año anterior”, señaló.

 

Para el analista, el sector necesita “reconfigurarse”, ampliando ofertas, mejorando en su servicio online o brindando servicios anexos como en el caso de los centros comerciales que incluyen patios de comida, ejemplificó. En tanto, Carlos Altieri, de la consultora Nielsen, estimó que octubre fue “el primer mes de crecimiento del año” en consumo masivo y reflexionó que el retail “se tiene que mover hacia el e-commerce”.

 

A su turno, Osvaldo del Río, de la consultora Scentia, dijo que la facturación total del supermercadismo este año ascenderá 21,1% y calculó que este canal, en 2017, logrará una facturación cercana a los $340.000 millones. “El precio es determinante”, aseguró Del Río, quien consideró que si baja la inflación, “el sector logrará recuperarse”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *