La siembra sudamericana ya cosecha atención

“Sigue instalado el temor a que la corriente La Niña pueda contribuir a un mal resultado en esta campaña”, explica Baccarin

 

La campaña norteamericana de los principales cultivos de verano va llegando a su fin, mientras cobra máxima atención la marcha de la siembra de la campaña gruesa en la región de América del Sur. Así lo expresa en su columna de opinión publicada por Télam, el corredor de cereales y vicepresidente de Panagrícola SA, Ricardo Baccarin. El especialista realiza un análisis de mercado sobre la campaña gruesa en Sudamérica. En este sentido, expone: “En Brasil, la implantación de soja sigue un poco atrasada, aunque las lluvias recientes mejoraron bastante las perspectivas productivas de varias regiones de ese país. En nuestro país avanza la siembra y las recientes lluvias mejoraron el perfil para facilitar la continuación de esta tarea, aunque sigue instalado el temor a que la corriente La Niña, asociada a la posibilidad de sequías en el sur de Brasil y en la región central pampeana, pueda contribuir a un mal resultado en esta campaña”.

 

Para Baccarin, el mercado mundial se acostumbró a recibir muy buenas noticias por el lado de la oferta. En tanto, señala que “en su último informe de oferta y demanda global, el USDA anticipó que las importaciones de soja por parte de China llegarán a los 97 millones de toneladas (M/Tn), aunque la mayoría del mercado aspira a poder superar la marca de los 100 M/Tn”. Otro dato a resaltar de su análisis es que pese a haberse evidenciado un crecimiento muy marcado en la oferta de granos, el aumento que registra la demanda se seguirá sosteniendo, en tanto que las disponibilidades de granos seguirán supeditadas a los avatares climáticos. “Más allá de esto, y en el corto plazo, el mercado se encuentra presionado por este circunstancial exceso de oferta, incrementada recientemente con la cosecha récord de los EE.UU”, argumenta. Con una mirada optimista, Baccarin, sostiene: ”Probablemente contemos con un escenario de precios más benigno a partir de la segunda mitad del primer trimestre de 2018, cuando se monitoree de cerca la marcha de la campaña sudamericana”.

 

Los valores

 

En cuanto a la evolución de las cotizaciones de los granos durante el año, Baccarin destaca una escasa volatilidad en comparación a otras campañas. Al referirse a los precios de la oleaginosa, indicó: “Las cotizaciones del poroto de soja en Chicago registran desde enero a la fecha, una merma de apenas 0,7%”. En tanto, subrayó que “el mayor recorte corresponde al aceite de soja que, en el corriente año sufre una corrección del 1,5%. Respecto a los precios del cereal, comenta: “Suben un discreto 1,3%, mientras que las cotizaciones de la harina de soja mejoraron en el año 3,3%”. Para Baccarin, el trigo merece una mención aparte ya que obtiene la mejor performance entre todos los granos con una mejora del 8%, a pesar de un escenario productivo altamente holgado en Europa y en la región del Mar Negro. “La interpretación a este fenómeno radica en que los precios del trigo fueron muy afectados en la campaña precedente, anticipándose a este exceso de oferta mundial”, concluye el especialista.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *